Rock comprometido y ardiente desde Australia

Peter Garrett, durante muchos años mandamás de Greenpeace Australia, consiguió junto a su banda Midnight Oil, durante los 80 y 90, no sólo deleitarnos con su rock trepidante y emotivo, sino también concienciar con sus letras sociales contra la segregación aborigen y la explotacion rural en su país.

Quedan para el recuerdo álbumes legendarios como el Diesel And Dust, el cual contiene himnos aussies como este Beds are Burning (hoy día himno de protesta aborigen), Sometimes o Warakurna; y para mí su mejor disco Blue Sky Mining con canciones como Forgotten Years , Blue Sky Mine o River Runs Red.
En definitiva, grandísimos y originales.
How can we sleep while our Beds are Burning?

Anuncios

¿Qué pasa?

También podíamos haber titulado “Los 4 estrafalarios de Linda Perry“. O los 4 no rubios.
En cualquier caso, grupo efímero con hit brutal y planetario que hoy día siguen poniendo en los bares.

Muy en la línea neohippy en cuanto a estética, con claras influencias de Eddie Brickell & The New Bohemians, pero más comercial si cabe.

Linda Perry, su líder, cansada de patearse escenarios, se pasó a la producción llevando a gente como Pink.
Pegadiza y original. Sé que a algun@ le encanta porque me la recomendó en su día…
I say Hey, What’s going on?

Los doctores del buen rollo

Estos neoyorkinos funky-rockeros, comandados por el rubiales Chris Barron (al cual me han dicho en repetidas ocasiones que en esa época me parecía a él,  aunque yo lo sigo sin ver del todo dicho parecido) transmitían una energía positiva como pocos grupos en su época, ideal para bares y fiestuquis varias.
Pena que después de dos singles (este Two Princes y Little Miss Can´t Be Wrong), ambos sacados de su mejor album, Pocket Full of Kriptonite, poco más se supiera de ellos…
En cualquier caso, es una banda que me trae buens recuerdos porque aunque la canción la hemos oído hasta decir basta, ellos me caen simpáticos, y en su momento, todo hay que decirlo, fueron bastante originales.
Just go ahead now!

Una de Zombies

Pero de zombies serios, comprometidos, contestatarios, reivindicativos.
Porque si tuvieron y tienen algo genuino estos arándanos de Limerick son sus letras trabajadas y un sonido personal rozando el post grunge con toque folkies y con la voz inconfundible de su musa Dolores O´Riordan.
Discos como el grandioso No Need To Argue y temas increíblemente sensibles y potentes a la vez como Dreams, Ode To My Family o Promises así lo avalan.
Pero este que nos ocupa es su seña de identidad, su himno, un auténtico temazo de probablemente uno de los mejores grupos que parieron los 90.
In your head…! Zombie!

Me dieron pero me levanto

Estos británicos intentaron lo imposible, mezclar rock con punk con folk con disco y con rap.
En Uk este grupo esta asociado a los llamados flashy people, lo que vienen a ser los horteras de toda la vida.
Les salió un churrete batiburrillo de lo cual lo poco recuperable es esta canción que sonó hasta lo cansino en bares como el Noé y el Burgalés.
El estribillo es contudente: I get Knocked down !

Corazón a prueba de balas

Esta canción, conocida por mi padre como la de “los silbidos”, pertenece a unos escoceses que practicaron pop rock con tintes folkies a caballo entre los 80 y 90, siendo otros más de los exponentes de la generosa escena de Glasgow de esa época (Deacon Blue, Simple Minds, Del Amitri, Texas,etc.)
Quizás no sean tan conocidos como los anteriores, lo cierto es que esta canción sonó y bastante en listas en nuestro país. Tienen otro single bastante folkie, I Want You, perteneciente a este mismo LP, titulado Dance To The Holy Man.
Me compré el disco y me gustó…

Carne de silicona

Estamos ante una banda madrileña, Psilicon Flesh, liderada por el tiburón Rafa (versión melenuda del malo de la peli Moonraker de James Bond), que practicaba un estilo muy de los noventa llamado Crossover: fusión de estilos indie, metal (guitarras acústicas que explotaban en densidad noise), con un marcado toque grunge y melodías repetitivas con versos rapeados y “berreados” a lo death metal.
Grupo muy interesante, aunque bastante desconocido, al que tuvimos la oportunidad de ver en Artsaia en el 96 y nos dejaron a todos flipando por la fuerza y la pegada que tenían en directo.
Me consta que han sonado más en el extranjero que aquí, por el mero hecho de cantar en inglés. Donde sí que sonó mucho esta canción fue en un corsa rojo y en un descampado…

Cheest Pain… it´s what i feeeel…!!!