Y los Viernes me enamoro

Qué canción, qué grupazo, los míticos Cure de Robert Smith, británicos incomprendidos y marginados pero que supieron crear un estilo propio entre lo psicodélico,el post-punk, la new wave o incluso escarceos electrónicos.

Sirvan de ejemplo botones como Boys Don’t Cry,  Just Like Heaven o Lullaby, tan distintas entre sí pero con sabor y olor a ellos mismos.

Todo ello con la personal y sublime voz del chico feo y gordo de la clase, como Robert Smith se autodefinía.

Gustaron y gustan a casi todo el mundo.  Friday I’m in Love!

Los freakies del Techno Rock

La verdad es que ver un video suyo da un poco de miedo…estos británicos liderados por el histriónico Keith Flint sonaron en todo el mundo con su mezcla de rock, punk y techno durante la segunda mitad de los noventa, inspirando películas y bandas sonoras con su ritmo entrecortado y machacón, con canciones como esta, Firestarter o Smack my Bith Up.
Recuerdo un viaje a Escandinavia, 1997, en el Ferry entre Estocolmo y Helsinki, en la discoteca nocturna sonaba hasta la saciedad y los vikingos exaltados…imaginaos el panorama.
Smack my Bith Up!

Los parados cantan al Rey

UB40, en UK, es la tarjeta del desempleo. UB40, en el mundo de la música, es el gran refrente del reggae blanco. Estos ex-desempleados de Birmingham, con el gran Ali Campbell al frente, cosecharon ya en los ochenta multitud de exitos (Red Red Wine, Guilty o I Got You Babe junto a Chrissie Hynde), reafirmándose en los noventa como una superbanda, quizás más comercial, achacándoseles que pocas veces cantaban algo suyo, siempre covers.

En este caso, versionean al gran Elvis Presley, eso sí a su estilo, para la BSO de la peli de Sharon Stone “Sliver”(Acosada).

La gran foca del pop británico

Seal Henry Olusegun Olumide Adeola Samuel ( conocido únicamente por el primero de sus 6 nombres), nacido en Paddington pero de ascendencia nigeriana, se puede considerar un afortunado.
Junto a Sade Adu representa el triunfo de la comunidad africana en el Reino Unido.

En un panorama más estrictamente musical, el estilo de este tiarrón de 1,92 bebe de las fuentes del techno ochentero pero evoluciona hacia algo más elegante, dejándonos canciones de mucha calidad como este Crazy, el anterior Killer (con el que se dio a conocer formando dúo con Adamski), o el baladón Kiss from a Rose, que según dicen los rumores, enamoró a Heidi Klum y que formó parte de la BSO de  Batman Forever.

Bien, Seal no es muy mi estilo, pero reconozco que se merece estar aquí por su trayectoria y elegancia.

Feliz Viernes !!!