Perdiendo la fe, ganando adeptos

Stipe, Buck, Mills y Berry ya habian publicado seis discos ( con éxitos relativos conseguidos con canciones como It’s The End Of The World o The One I Love ),cuando en 1990 sacaron Out of Time, lo que les procuró su espaldarazo definitivo a la fama, con temas como este himno generacional o Shiny Happy People (con Kate Pierson ).
Los de Athens, con su pop rock personal y cautivador,  consiguieron disco a disco superarse con temas como Everybody Hurts, Man on The Moon, What’s The Frequency,Kenneth?, Imitation of Life o Bittersweet Me.
Reverenciados e idolatrados en todo el mundo, una vez que les has visto en concierto (como yo tuve el privilegio de hacerlo en Donosti en 1995 durante la gira de Monster) entiendes el por qué de su grandeza.
Oooooh life…..!

Anuncios

Rubia al volante…

Pegadizo y elegante estilo pop noventero el de los suecos The Cardigans con la bollazo Nina Persson al frente.
Iniciaron su racha de éxitos con los hits Carnival y Lovefool, elegantes y dulces melodías pop que pegaron de lo lindo en emisoras y recopilatorios.
Con los años su sonido se fue endureciendo y volviendo un poco más rockero con muestras como esta canción que sonó hasta la saciedad, muy de sabado noche.

Por cierto, menudo tatuaje…

El Rythm & Blues de los chicos del faro

High, canción que sonó aquí y en su Inglaterra natal hasta la saciedad, hizo que este dúo de Newcastle formado por Tunde Baiyewu y Paul Tucker fueran catapultados a la fama.

La prole del faro hizo otras grandes canciones, como Postcard From Heaven o Free / One pero este High es el que personalmente mas me gusta.
Pedazo de voz la que tiene Tunde que hace que aunque no sea mi estilo preferido, la canción sea muy de mi agrado.
We are gonna be…Forever you and me…!

El rock del mulato con nombre judío

Y es que Lenny Kravitz es el eclecticismo puro, hijo de barítono judio y actriz afroamericana, nacido en Nueva York pero criado en Los Angeles , aúna en su estilo rock, pop, funky  incluso soul, todo pasado por su tamiz personal.

De su extensa discografía me quedo con dos álbumes esenciales, Are You Gonna Go My Way ( del cual he cogido el primer single y su canción bandera) y  5 , del que se extraen hits como Fly Away . Del resto de su prolífica carrera podemos rescatar temas como Always On The Run,  Circus, It Ain’t Over Til It’s Over o American Woman, versión de la banda Guess Who incluida en la BSO de Austin Powers.

En los conciertos es un hacha, idolatrado por sus fans, mayoritariamente féminas, como bien pude comprobar en su peazo show que dio en Donosti en 1996 y en el que fue teloneado por Skunk Anansie.

Are You Gonna Go my Way…!

Difícil de tratar

Hard to Handle: Grandísimo cover del clásico de Ottis Redding a cargo de la banda sureña The Black Crowes, los cuales siempre me han gustado por su frescura y saber casar el estilo sureño clásico y soul de los 60 y 70 con un hard rock más actual y de muchos kilates.
Se dieron a conocer con este sencillo, extraído del LP Shake your Money Maker, auténtico homenaje a la música soul y blues de antaño, donde destacan este hit y otro de cosecha propia como Jealous Again. De posteriores trabajos destacamos el temazo Remedy.
Liderados por el carismático y esmirriado frontman Chris Robinson, estos cuervos negros han dado mucha guerra tanto en radios y bares como en directo, donde tuve oportunidad de verlos en marzo del 97, un auténtico lujazo para mí. Lo clásico y lo moderno en uno.
Babe Here I Am…!