Momentazo Único

Madrid. Estadio Vicente Calderón, nueve de septiembre de 1997. Diez de la noche. Tres amigos acudimos al que será sin duda el concierto de nuestras vidas.
Tras los grandísimos teloneros, Placebo, aparecen ellos, los cuatro incomparables irlandeses de oro: Bono, The Edge, Adam Clayton, Larry Mullen Jr. U2.
Salen al escenario metidos en un huevo metálico gigante y empieza la leyenda. La gira de su disco Pop, con su primer tema, el inefable Discotheque.
Repasan su prodigiosa discografía: tocan temas de sus primeros discos (Boy, War,October,Unforgettable Fire, Under the Red Blood Sky), tales como New Year’s Day, Electric Co.,el himno Sunday Bloody Sunday, Gloria,etc.
Siguen con su grandísimo hito, The Joshua Tree del 86, con joyas como el inconfundible riff de Where the Streets Have No Name o I Still Haven’t Found What I Looking For, enlazando con su Rattle and Hum en el que nos encontramos con Desire o Angel of Harlem.
Cambio de vestuario, de tercio y de estilo: llegan los 90 con Achtung baby y sus perlas como Mysterious Ways, The Fly o Even Better than The Real Thing; se escucha Staring at the Sun, el single del momento. Pena que aún no existían temas como Beatiful Day o Vértigo
Se acerca el final con el himno absoluto de nuestra juventud: With or Witbout You…primeras lágrimas.
Y el momento culminante:suenan las primeras notas de One. Los tres amigos nos señalamos al unísono el vello erizado de nuestros brazos mientras acto seguido nos encendemos un cigarro que nos sabe a gloria. Disfrutamos de un momento mágico, inigualable, único.
One…

Los hermanos mal avenidos de Manchester

Parece ser que el apellido Gallagher y su afición por el Manchester City son lo único en común entre Noel y Liam: el primero taciturno,irónico y gran músico y compositor ; el segundo, mujeriego, malhablado, pendenciero y propenso a los escupitajos (como pudimos comprobar en su bochornosa actuación en el Palacio de los Deportes de Madrid en 1997).
Sin embargo, su gran logro en común, Oasis, consiguió colocar 33 singles en listas, más que nadie en la historia.
Ya en sus inicios como The Rain estos hijos de constructor prometían seriamente. Prueba de ello fue su disco de debut Definitely Maybe, que nos dejó momentos como Supersonic, Shakermaker o el fantástico Live Forever.

Su momento de gloria lo vivieron en el 95 con su mejor disco, (What’s the Story) Morning Glory?, del que se extrae este Don’t Look Back in Anger (en la que canta Noel), además de Champagne Supernova, Roll with It, Whatever-que no pertenece al disco sino que es un single justo anterior-,y su hit planetario Wonderwall. Disco rotundo, para la revista Rolling Stone, uno de los Diez mejores de la historia.

Con el siguiente álbum, Be Here Now, se empezó a bajar el listón, aunque todavía hay momentos buenos como Stand By Me. Del resto de su discografía mejor no hablar: empezaron los líos, trifulcas, discusiones entre los hermanos incluso en directo, lo que llevó a la paulatina deserción de todos los miembros de la banda hasta que, en 2009, el peso pesado, Noel, se marchaba para poco después su hermano Liam formar Beady Eye. Aquí acaba la historia de los hermanos más exitosos de la historia del rock.

Sooo, Sally Can’t Wait…!

Grunge efímero desde Escocia

El grupo que nos ocupa hoy, Stiltskin (me costó horrores aprenderme el nombre), pertenece a la extraña clase de grupos grunge que surgieron en el Reino Unido en los noventa.

Estos escoceses liderados por el áspero Ray Wilson sacaron un primer album majestuoso pero luego las luchas intestinas acaecidas en el seno de la banda los disolvieron sin haber terminado su segundo álbum. Años después, en 2008, se volvieron a juntar pero sin obtener el éxito esperado. En este trabajo encontramos este Inside, que aparte de sonar bastante en antros como el Cavas, formó parte de una campaña promocional de Levi´s. Otra canción remarcabe de este disco es Footsteps.
Grunge potente, denso y ruidoso desde las Highlands.