Los fabulosos balas perdidas

Pocos grupos han dado tanto a la música como estos excéntricos, locos, maravillosos, transgresores, hedonistas y revolucionarios cantos rodados, o balas perdidas o sus Satánicas Majestades.: The Rolling Stones.
Estos londinenses, liderados por Mick “morritos” Jagger y el inclasificable Keith Richards, junto a Brian Jones (fallecido en 1969 y sustituido por Ronnie Wood), el bajista Bill Wyman y el batería calmado Charlie Watts, sentaron las bases del rock moderno tal como lo entendemos a día de hoy.
Fundados en 1962, han ido disco a disco, canción a canción y concierto a concierto forjando su enorme leyenda.
Discos como Beggars Banquet ( con Sympathy for the devil); Let It bleed (Gimme Shelter), su mejor trabajo en mi opinión Exile on Main Street, con joyas como Rocks Off o Tumbling Dice.

Canciones como As Tears Go By, Paint It Black, Jumpin ‘ Jack Flash, Ruby Tuesday, Start me Up, Brown Sugar, It’s Only Rock and Roll, She’s Like a Rainbow, Angie o este su himno (según muchos la mejor canción de rock de la historia ), completaron el mito.
Sí a eso le añadimos sus magníficos conciertos dándolo todo (el inolvidable directo de Madrid bajo la lluvia en 1982) o su fantástico merchandising con sus camisetas con la lengua fuera, estamos hablando de una de las bandas más grandes que jamás haya dado el rock.
Con todos ustedes, sus Satánicas Majestades.

Anuncios

Cine & Música # 1: Rocky

Hoy estrenamos nueva sección, titulada Cine & Música, en la que nos dedicaremos a repasar las películas a través de la música y la música a través de las películas.
Empezamos con un clásico, que bien podían ser seis (aunque reuniremos toda la saga en una): la ópera prima y maestra del no actor Sylvester Stallone:Rocky.
Este cuento urbano narra la historia de un boxeador de poca monta de Philadelphia que a base de ser bien guiado y sobre todo de garra y tesón, va creciendo como deportista y como persona hasta ser admirado y querido por todos.
La banda sonora de la película original corre a cargo de Bill Conti ( del cual hemos extraído el archiconocido Gonna Fly now), que con pequeñas variantes se va repitiendo en toda la saga cuando Rocky sale a entrenar por las calles de Philadelphia.
En la tercera entrega, ya con Stallone con el control absoluto de la Banda Sonora, descubrimos al grupo Survivor con su ya legendario Eye of The Tiger, todo un clásico en las veladas de boxeo.Estos repetirán en Rocky IV con Burning Heart (cuando Rocky se enfrenta a Drago) y nos deja otros momentos como el No Easy Way out de Robert Tepper y como curiosidad un guiño al soul con el Livin’ in América de James Brown.
En definitiva, un canto al deporte y al espíritu de superación que va comercializándose a cada secuela pero que cuenta con un apoyo musical fantástico.

Esto hizo en gran parte que Rocky consiguiera el Oscar a la mejor Película en 1976.

Granada es Flamenco, Granada es Rock

He aquí el ejemplo: El LP Omega, firmado en 1999 por Enrique Morente, el flamenco, y Lagartija Nick, el rock.
De un lado, el maestro, el que encandila con su voz salida desde las entrañas de su arte y duende; transgresor, investigando siempre en los entresijos de la música, para él sin fronteras;amante de su tierra granaína y sus poetas (esta canción es un poema de Lorca),Artista, hijo y padre de artistas, grande entre los grandes.
Descanse en paz, quede siempre su arte con nosotros.
Por otro lado,Lagatija Nick, los músicos, rockeros a medio camino entre el noise y el trash, herederos del grupo 091, mejorando a cada paso, al servicio del maestro Morente.
Juntos parieron este Omega, controvertido, distinto, innovador, brillante.
Larga vida al flamenco rock.