Dulce pesadilla industrial

Nos encontramos ante uno de los tíos más raros, desagradables, espeluznantes y denterosos que ha dado nunca el rock. Y sin embargo, su imagen de ultratumba unida a sus ritmos industriales, pesados y contundentes le han dado mucho éxito.No tanto con canciones propias, que las tiene y bastante buenas, como Beatiful People o No Reflection, pero sobre todo sus magníficas versiones como este increíble Sweet Dreams de Eurythmics, o el Personal Jesus de Depeche Mode, y su cover más curioso, el Tainted Love de Soft Cell.

En definitiva, Brian Warner (y no Paul Pfeiffer, llamado en realidad Josh Saviano), ha sabido comercializar lo industrial y dotar a canciones ya conocidas de su impronta personal y onírica.
Sweet dreams are made of this..!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s