El Gato que quiso ser persa

Steven Demetre Georgiou, londinense de etnia greco-chipriota, más conocido como Cat Stevens.

El grandísimo Cat Stevens, uno de los mejores y más reconocidos cantautores que haya dado jamás la música.
Innovador, contestatario, sentimental, capaz de hablar de cualquier tema, liderando el movimiento hippy y pacifista en Gran Bretaña.
Y, de repente, todo cambió. Después de una experiencia traumática que lo tuvo al borde de la muerte, en 1978 sintió la llamada del Islam, retirándose de la música y cambiandose incluso de nombre (Ahora se hace llamar Yusuf Islam y vive en Irán).
Nunca olvidaremos su extraordinario legado musical, con hitos como este enorme Wild World, tantas veces versioneado, la entrañable Father and Son , la genial Morning has Broken o Moon Shadow.
En definitiva, la rocambolesca historia de un gato rockero y hippie que se convirtió en persa.

Una historia con una increíble banda sonora que lamentablemente no seguirá sonando.

Uh baby baby It’s a wild World…!

Caravana de feeling

¿Qué decir de los Housemartins? Posiblemente sea uno de los primeros recuerdos nítidos que tengo de gustarme un grupo de verdad. Ese despliegue coral, unido a unas melodías súper pegadizas a medio camino entre el pop y el rock, hicieron de estos ingleses de Hull uno de los referentes de la música de los ochenta.
¿Que decir de su legado?. Canciones como este Caravan Of Love, Me and The Farmer, People Get Ready, Build y muchos hits más hicieron de su música un estilo propio, el llamado jingle pop.
No sólo me refiero a su legado musical, sino además a su herencia en forma de nuevas bandas creada a partir de su disolución. Norman Cook creó diversos proyectos entre los que se encuentra Fatboy Slim y el cantante Paul Heaton y el guitarrista Stan Cullimore formaron The Beatiful South, otra banda mítica, ya en los noventa.
En resumen, grandísima banda, espectacular repertorio, muy buen gusto musical y grandísimos momentos los que nos dieron en la juventud.
Every Woman Every man Join the caravan of Love, Stand Up, Stand Up, Stand Up…!

Un autor en la sombra

Hoy nos ocupamos de uno de los genios en la sombra que parieron los noventa.
Luke Haines, británico nacido en el 67, es uno de aquellos mitos silenciosos que con su música y su talento han inspirado a un montón de gente y de grupos, pero que no ha trascendido mucho más allá de sus compañeros de profesión o de ser un reverenciado lider de un grupo de culto como fue The Auteurs. Compositor, guitarrista, pianista, productor, este chico para todo llamó a su por entonces novia y a su mejor amigo y les propuso crear un grupo, del cual salieron cuatro albumes perfectos entre 1993 y 1999 y preciosas canciones como este Show Girl, el trepidante Lenny Valentino o How Could I Be Wrong
Haines se movía entre lo minimalista, lo folk y lo techno, pero siempre con un espíritu pop rock de melodías bien construidas.
Brett Anderson, cantante de Suede dijo una vez que Luke fue su fuente de inspiración… a tenor de su sonido, no le faltaba razón…