Los mods que no quisieron ser punks

Contaremos la historia de tres británicos, con el genial Paul Weller a la cabeza, que entre 1972 y 1982 estremecieron al mundo. Es la historia de un trío que empezó siendo mod y murió siendo lo que siempre fue, The Jam, por voluntad propia, con tal de no venderse a las maldades del mercantilismo.
Un grupo bien equilibrado, con bajo, guitarra, batería y voz bien compensados, practicando un rock contundente cada vez más agresivo y sonoro, recogiendo el testigo que el punk emergente les tendía pero sin caer jamás en sus redes comerciales ni provocadoras.
Trifulcas con The Clash y los Sex Pistols provocaron el distanciamiento de Weller y los suyos de esas compañías pero no de su sonido.
En cuanto a su legado, una legión de enormes canciones, como That’s Entertainment, In The City, Town Called Malice, This is The Modern World, English Rose o su versión de In The Midnight Hour.
Un bagaje increíblemente sólido de una banda que marcó época en los setenta sobre todo en UK, y que según dijo Weller en su comunicado de disolución (todo un ejercicio de honestidad), poco más ya tenían que ofrecer.
Poco después el solista formaría Style Council. Cada uno por su lado.
Siempre nos quedarán sus estremecedoras canciones.
Goin’ Underground…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s