Golpes Bajos, Altas Miras

Nos ocupamos ahora de un grupo gallego absolutamente delicatessen: Golpes Bajos. Dos nombres nos vienen a la mente, uno de ellos un genio, el grandísimo e inefable Germán Coppini, líder absoluto de la movida viguesa (a pesar de ser cantabro), poeta, antiguo miembro de Siniestro Total, genio y figura hasta la sepultura, nos dejó prematuramente hace poco. DEP. El otro componente, el serio, comedido, taciturno pero igualmente genial Teo Cardalda, multi instrumentista y compositor que posteriormente fundaría Cómplices junto a su pareja María Monsonis. A ellos se unieron Pablo Novoa y Luis Garcia para hacer un pop rock con detalles techno muy a lo new Wave de la época y con letras inquietantes que a veces parecían ser narradas por un robot (de pequeño yo pensaba que Coppini lo era por su forma de cantar). Como no recordar sus grandes hits Malos Tiempos Para La Lírica ( que se ha convertido en toda una frase coloquial de uso diario), Fiesta de los Maniquíes, este temazo que nos ocupa o Cena Recalentada. Los proyectos musicales de Coppini, Cardalda y Novoa divergieron, cada uno se fue por su lado y desgraciadamente sólo pudimos disfrutarlos tres años. Pero su legado, aparte se haber tenido una influencia brutal, es fundamental para entender el devenir de nuestra música. No mires a los ojos de la gente…!

(Re)sentimiento Galego


Os Resentidos. Qué decir de estos frikis con acento gallego.
El polifacético cantante, poeta, actor y director vigués Antón Reixa, junto con el ex Siniestro Total Alberto Torrado y Javier Soto (que haría el camino inverso) formaron una de las bandas más locas, originales y transgresoras de la escena musical española de los ochenta, definiéndose ellos mismos como una “esquimal bus band de funkie depresivo”.
Usando el gallego como lengua casi exclusiva en sus canciones y utilizando instrumentos como la gaita y letras muy cercanas a la idiosincrasia de la Terra galaica, Os Resentidos y su frontman ( a la sazón ex director de la SGAE), son considerados como uno de los mayores exponentes de la música en la lengua de Rosalía de Castro.
Nos dejaron joyas como este Galicia Caníbal, Galicia Sitio Distinto o Fracaso Tropical entre otras locuras.
Partiendo de la misma base que Siniestro Total en cuanto a letras irónicas, ocurrentes y jocosas, Os Resentidos utilizan el vehículo del folk en vez del rock de los anteriores, usando además su lengua materna, hecho que les proporcionó mucha relevancia en los círculos nacionalistas gallegos, de los cuales el propio Reixa es un activo valedor.

Me los descubrieron mis primos de Lugo y no he dejado de seguirlos en todos estos años.

Fai un Sol De Carallo…!

Ante todo mucha calma

Eso es lo que les dijeron los de la ambulancia a los miembros de este grupo vigués una noche en la que estrellaron un Renault 12 contra una valla de obras. El balance de los daños de la aseguradora propició el nombre de la banda: Siniestro Total.
Formados a principios de los ochenta y tras multitud de cambios e integrantes (estuvieron entre otros el gran Germán Coppini y Antón Reixa), estos locos gallegos comandados por Julián Hernández y Miguel Costas practicaron durante dos décadas un punk rock ácido con letras jocosas y sarcásticas a las que no les faltaba una dosis de humor negro.
Dejaron infinidad de temas para el recuerdo como ¿Quiénes Somos,de dónde venimos…?, Pueblos del mundo, Extinguíos, Diga Qué le Debo, Te Quiero, Quiero bailar Rock and Roll o sus hits Bailaré sobre tu Tumba y Assumpta (Era una chica muy mona ahh..).
Famosísimas cuatro de sus versiones: este cover del Highway To Hell de AC/DC, O Tren de Andrés Do Barro, Rock en Samil de Ramones y su gran hit Miña Terra Galega (Sweet Home Alabama).
En directo su LP Ante Todo Mucha Calma es brutal. Solo diré que tengo todos sus discos…
Las mujeres y los músicos primero, y los niños al final con una piedra al cuello…!