Los Guardianes del Heavy Metal


Keeper of the Seven Keys. Part I y Part II. Dos discos de absoluta leyenda que significaron una auténtica revolución en el Heavy Metal de los ochenta. Sus artífices, la banda alemana Helloween, pasaron de ser un grupo ramplón y desconocido a convertirse en el referente continental del estilo llamado Power Metal, referencia del mismo y leyenda a la postre.
El porqué del cambio lo encontramos en el hecho de que el guitarrista y alma mater del grupo, Kai Hansen, estaba cansado de cantar y tocar la guitarra, por lo que decidieron contratar un cantante…y descubrieron al portento de dieciocho años Michael Kiske, que tras algunas reticencias iniciales, se incorporó al grupo …y todo cambió.
Publicaron la primera parte del Keeper Of The Seven Keys con perlas como Future World o Twilight of the Gods, significando el nacimiento del llamado Power Metal.
Con la segunda parte del Keeper ya fue el sumum del éxito, con sus súper hits I want Out (cuyo video está grabado en Navarra), Dr. Stein, Rise and Fall y Keeper of the Seven Keys (la soberbia canción que cerraba la saga). A estos temazos podemos añadir el anterior Walls of Jericho, otro estilo pero igual de bueno.
Para finalizar, decir que Helloween representa un soplo de aire fresco en el Heavy metal y tanto en su calidad musical como en el merchandising (vendieron millones de camisetas), fueron únicos en su momento.
I Want Out…!

Les hermanos brasileiros del Trash


Max e Igor Cavalera. Dos hermanos de Belo Horizonte (Brasil), autodidactas musicales-uno batería  otro guitarra-, y ambos locos por un estilo musical absolutamente demencial como es el Trash Metal. Su nombre lo dice todo: Sepultura.
Inspirados por bandas como los también brasileiros Ratos de Porão ,Motorhead o Metallica, añadiendo voces forzadísimas y de ultratumba (más un rugido constante que otra cosa), con guitarras, bajos y baterías muy densos y con sonido atronador que lo llena todo.
En ese sentido, han sido los grandes abanderados de un sonido que ha crecido muchísimo en la década de los noventa. Los 20 millones de disco vendidos avalan este hecho.
En 1996 Max Cavalera abandona el grupo (o más bien le echa Igor) para formar Soulfly, otra banda del estilo, siendo sustituido por el morlaco de color Derrick Green.
Cada uno fue por paralelo a partir de entonces, pero juntos nos dejaron este Roots Bloody Roots, en el que mezclan batucada con trash, Chaos A.D., Orgasmatron, (cover de Motorhead), Ramanhata o Territory, entre muchas otras.
Una vez me compre una cinta pirata con un concierto de Sepultura y acabé realmente atronado y aturdido pero la verdad es que son muy buenos músicos y tienen una enorme legión de seguidores.
Roots Bloody Roots..!

El lírico metal armenio

System of a Down. Pero qué grande es este grupo. Si te gusta y lo llegas a entender, claro. Porque no es fácil. Lo mío con ellos fue amor a primera escucha, pero reconozco que no es fácil.
Los chicos del carismático barítono metal Serj Tankian, todos americanos pero de ascendencia armenia, practican un metal muy característico mezclando guitarras y bajos de líneas poderosísimas y densas haciendo gala de sus orígenes heavys unidos a alguna fase de Rap y detalles folk caucasianos con mandolinas, violines y otros instrumentos que dotan a su música de un sonido irrepetible.
Este Chop Suey es prueba de su eclecticismo, pero también tenemos su fabuloso Aerials, Toxicity, B.Y.O.B., Lonely Day y muchas otras joyas histriónicas con las que nos deleitan disco a disco. Fueron el primer grupo desde los Beatles en poner dos discos en el número uno de ventas USA en el mismo año ( Hipnotyze y Mezmerize). Eso da una idea de lo famosos que son allí.
Una curiosidad: En la primera edición de OT, la profesora británica les puso a Bisbal y compañia esta canción entera como ejemplo de lo que se puede hacer con voces y coros….fliparon a colores. En mi opinión, SOAD son de lo mejorcito de este siglo XXI.
I Cry When Angels deserve to Die..!