Cine & Música #4: Forrest Gump


Forrest Gump. Qué obra maestra. La película que le valió a Tom Hanks un Óscar al mejor actor por su maravillosa interpretación de un chico con escasas luces pero enorme corazón, se encuentra sin duda en mi panteón de favoritas. Y no sólo por su elenco increíble de personajes como el Teniente Dan, Buba o Jennie, sino además por el repaso que hace de la historia de América a través de los ojos de Forrest.
En ello tiene mucha culpa su excelente Banda Sonora Original, cuyo score principal lleva la firma de Alan Silvestri (quién no recuerda el principio con la pluma balanceándose de un lado a otro, igual que al final).
Para repasar las distintas peripecias y épocas de la película, el hilo musical repasa los años cincuenta,  sesenta, setenta y ochenta, haciendo un total de 32 cortes clásicos fundamentales para entender el pop y el rock de los Estados Unidos (en 2001 se reeditó el Soundtrack con 18 canciones más, haciendo un total de 50).
Aquí encontramos a Elvis Presley, Aretha Franklin, The Mamas & The Papas, Bob Dylan, Beach Boys o Fleetwood Mac, entre otros, todos clásicos modernos de la historia del rock.
Rotunda banda sonora para inolvidable película, ambas entre mis favoritas.
Como diría Forrest Gump: La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar…

La rubia de la guitarra y el cigarro


Joni Mitchell. Qué excepcional cantante, compositora y multi-instrumentista esta canadiense.
Primero en los sesenta, con canciones folk y guitarras, mandolinas y ukeleles, con temas de esperanza y amor. Luego, a partir de los setenta, dio un giro hacia el pop y el jazz, usando piano, armónica y banda completa, pero siempre con su guitarra. Las letras, eso sí, se tornaron más melancólicas, críticas y oscuras.
Lo que nunca le abandonó fue el tabaco, empedernida fumadora, quizás sea la razón de que su maravillosa voz tenga tal variedad de registros.
Otra faceta que es vital en Mitchell es la pintura. Ella se define a sí misma como pintora de vocación y música circunstancial, y ejemplo De ello tenemos en que ha diseñado y pintado la mayoría de sus discos y singles.
En cuanto a su música, de lo folk y populista a lo intimista con grandes obras maestras por medio. Ejemplos: Woodstock, Big Yellow Taxi, A Case of You, California y este Both Sides, Now que fue remasterizado en 2000 en el disco del mismo nombre y que aparece en una maravillosa escena del film Love Actually.
La música le debe mucho a esta dama rubia de guitarra en ristre y cigarro en los labios.

Corazón de irlandesa

La primera vez que oí esta canción ya inmediatamente me puse a indagar a quién pertenecía esta maravilla, que aunque no soy muy dado al folk ni tampoco feminista, si que sé reconocer cuando algo está bien hecho.
Pues bien, me encontré con que la autora de tan precioso tema era una tal Eleanor McEvoy, irlandesa, muy conocida en su país por ser cantante y compositora, además de estar involucrada en multitud de proyectos solidarios y programas educativos.
Este Only a Woman’s Heart es el disco más vendido de la historia en Irlanda hecho por un irlandés, superando a sus compatriotas U2, Cranberrries o The Corrs, ya sólo con este su primer single, un auténtico bombazo y un himno contra el maltrato femenino y la violencia de género.
Años después se unió a otra irlandesa conocida, Mary Black, para hacer un dúo inolvidable que embellece más aún la canción. Lástima que el resto de su discografía no sea muy digna de mencionar..
My heart is low…my heart is so low..!