No os olvidéis de las mentes simples


Simple Minds. Qué grupazo. Uno de los abanderados de los ochenta y noventa en el panorama pop rock, estos escoceses comandados por Jim Kerr y fundados a finales de los setenta, enarbolaron la bandera New Wave, incorporando elementos electrónicos a la clásica banda post punk, con un éxito impresionante, puesto que el resultado fue un sonido dinámico, pegadizo y populista, rozando lo coral (quién no ha tarareado nunca alguna de sus canciones).
A pesar de que sus primeros trabajos fueron más bien experimentales y alejados del público mainstream, poco a poco fueron encontrando la senda del reconocimiento hasta que les llegó su momento álgido en 1985 con este su himno Don’ t Forget About Me, que aparte de ser súper ventas, a la sazón se convertiría en la banda sonora del film The Breakfast Club (El Club de los Cinco).
A este éxito le siguió el disco Once Upon a Time, quizá el más comercial y reconocido de la banda, con temas tan conocidos como Alive and Kicking, Sanctify Yourself, Ghostdancing o All The Things She Said. Ya en el 89 editaron su LPStreet Fighting Years con dos temas comprometidos como Mandela Day y el fabuloso Belfast Child sobre el conflicto irlandés.
Además, si añadimos que tienen un disco en directo sensacional como es Live in the City of Light (grabado en París ), tenemos una carrera brillante y ejemplar de uno de los mejores grupos de pop rock que ha pisado el planeta.
Don’t You Forget About Me…no, no, no, no…!

Un comentario en “No os olvidéis de las mentes simples

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s