La eterna diva del Soul


Aretha Franklin. La enorme, gigantesca, carismática , indiscutible y vitalicia Reina del Soul. Nacida en Memphis hace hoy 72 años, resulta una auténtica gozada cada canción que se le escucha, con esa potente y aterciopelada voz , torrente y lirismo en uno, con ese soul que le sale por los poros fruto de su niñez gospel y de su sentimiento expresado a través de la música. No en vano esta considerada en muchos círculos, listas y medios como la mejor cantante de todos los tiempos. Suscribo la máxima.
Y es que Aretha, con esa cara de ama de casa entradita en carnes típicamente afroamericana, convierte en arte todo lo que hace. Ya de criatura en la iglesia destacaba sobremanera, formando parte de un coro gospel itinerante donde era la discutible protagonista, lo que le valió varios contratos discográficos hasta acabar fichando por Atlantic Records, al igual que Wilson Pickett.
Es aquí donde cosecha sus primeros y mayores éxitos, canciones suyas o de otros da igual,se apropia de ellas con una naturalidad y clase pasmosas. Es el caso de Respect, himno reivindicativo firmado por Redding del que se aprovecha Aretha para incidir en temas tabúes como el machismo o la lucha de clases, en boga en su tiempo. No desaprovechó su oportunidad, y por ello se le considera una de las artistas más comprometidas con su condición. En la misma línea temática van otros éxitos suyos como Think (con el que triunfó en solitario y junto a los Blues Brothers), You Make Me Feel (Like a Natural Woman), versioneado por muchísimas cantantes como la malograda Whitney Houston; I Say a Little Prayer (originalmente cantada por Dionne Warwick), Chain Of Fools, Since You’ve Been Gone o covers como Bridge Over Troubled Water de Simon & Garfunkel.
Aretha escribió una nueva página en el Soul que la catapultó al reconocimiento internacional, pero además consiguió que su causa fuera la de muchas otras mujeres como ella, lo cual, entre muchas otras cosas, le valió para ser la primera mujer en ingresar en el Rock and Roll Hall of Fame.
Hoy día nos deleita con su presencia más bien poco pero sus canciones siguen recordándonos lo grande que fue…y que sigue siendo. Dios Salve a la Reina del Soul.