El Cielo de Ozzy, el Infierno de Dio, el Espíritu de Iommi


Black Sabbath. Hay un antes y un después de ellos en el Heavy Metal. Este género les debe casi todo a estos británicos formados en 1968 por Ozzy Osbourne, Tony Iommi, Geezer Butler y Bill Ward, siendo sus inicios bajo el nombre de Earth más psicodélicos y experimentales.
Hasta que Iommi, obsesionado por la muerte y la temática de las pelis de terror comenzó a llevar a la banda hacia sonidos y textos más oscuros y siniestros, lo que generaría un estilo que posteriormente haría furor entre las hordas metaleras.
El primer album Black Sabbath y su tema homónimo son toda una declaración de intenciones, las cuales se ratificaron con su mejor disco en mi opinión, Paranoid de 1970, con joyas como Paranoid,  War Pigs (acerca de Vietnam), la soberbia e inquietantemente apocalíptica Iron Man o Electric Funeral. Disco redondo y magistral al cual seguirían otros muchos entre los que se encuentran canciones como Children of The Grave, Sabbath Bloody Sabbath, Hole In The Sky o Never Say Die.
El punto de inflexión llega en 1979, cuando Iommi decide prescindir de Ozzy y recurren, por consejo de Sharon Arden (curiosamente la futura señora Osbourne) al talento y estilo totalmente opuestos del pequeño gran Ronnie James Dio, talentoso pero minúsculo frontman que marcó estilo en el Heavy Metal y dotó a la banda de un sonido más tétrico y trascendental, más demoníaco si cabe. los dos LPs en los que participó Dio son obras maestras: Heaven and Hell, mítico album con canciones como Heaven and Hell,( epopeya del bien y del mal de 8 minutos), Neon Knights o Die Young; y el segundo, Mob Rules, con la canción homónima y Country Girl como más destacadas.
Después, Dio se marchó para emprender su carrera en solitario y nada fue lo mismo. Para cubrir semejante vacío, se contrataron los servicios del gran ex vocalista de Deep Purple Ian Gillan con el que grabaron el LP Born Again, con temas como Born Again o Digital Bitch.
Tras la marcha de Iommi en el 83, lla banda perdió el rumbo y si bien han retomado contacto juntándose incluso con Ozzy, se puede decir que ahora black Sabbath vive de un colosal pasado que escribió con tinta negra las mejores páginas del Heavy metal clásico.
Can you help me occupy my brain? Oh Yeah…!

4 comentarios en “El Cielo de Ozzy, el Infierno de Dio, el Espíritu de Iommi

  1. Este post me trae a la memoria las explicaciones de porque se eligió el término “metal” para este género. Hay varias y todas son ciertas, por lo que lo más probable es que todas ellas hayan contribuido a consolidar el término.

    Si queremos buscarlo en las canciones, seguramente, la más clara fue la estrofa de Steppen Wolf en “born to be wild” (canción que inspiró a buena parte de los músicos de metal y muy especialmente a Motorhead) en 1968:
    “I like smoke and lightning
    Heavy metal thunder
    Racin’ with the wind
    And the feelin’ that I’m under”

    Un año después, en 1969, el periodista de Rolling Stone, David Frickie, escribió que la música de Jimmi Hendrix era como “heavy metal falling from the sky” y comenzó a extender su metáfora a grupos como Led Zeppelin, Deep Purple, Cream y Black Sabbath. Y es en este último grupo donde la etiqueta pasa a ser una seña de identidad alimentada por el propio Tommy Iommi en dos entrevistas en las que habló explícitamente de la relación del metal con su música:
    En la primera Tommy atribuía su peculiar sonido de su guitarra a un accidente con una prensa de metal y que le costó la punta de sus dedos corazón y anular de la mano derecha. Para suplirlas, adaptó unas prótesis de goma en sus dedos y bajó la afinación de su instrumento, con el fin de que las cuerdas quedaran menos tensas y, por consiguiente, menos duras al tocar. Como resultado, su afinación en C# 4 dio la tonalidad característica del heavy metal.
    Por otro lado, con cierto aire legendario, atribuyó su sonido a su infancia y a la ciudad Birmingham, ciudad muy industrial y donde estaban las fábricas más grandes de éste material en Inglaterra, tanto que los integrantes de este grupo decían que en la noche oían el sonar de las máquinas al aplastar el metal.

    • Es cierto, Iommi, Osbourne y Butler son de Aston, un barrio de Birmingham donde estuvo ubicada la fábrica de British Steel durante los cincuenta y sesenta.
      Yo estuve de erasmus seis meses en Wolverhampton, a tres millas de allí y pude comprobar lo industrializado de esa zona. Si te metes en una tienda de música ves el ambiente Heavy metal que se respira, muchos grupos heavys proceden de esa zona, Halford de los Judas Priest nació en Walsall, es la zona Heavy por excelencia.
      Por otro lado lo de Tony Iommi lo había oído y leído, muchos músicos le reverencian por su sonido procedente de sus prótesis dactilares, únicamente he preferido no meterme mucho ahí y centrarme más en el ámbito musical y las distintas etapas con Ozzy y con Dio.
      Gracias por la estupenda aportación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s