El Curioso Sonido de las Teclas Negras


The Black Keys. Maravilloso, virtuoso y emprendedor dúo de Akron , Ohio, compuesto por el cantante guitarrista y compositor Dan Auerbach y por el baterista, percusionista, arreglista y productor ocasional Patrick Carney, representan una de las mejores y mayores apuestas musicales de lo que llevamos de siglo. Su sonido hunde sus raíces en lo más profundo del blues rock americano, pero añadiéndole en cada canción de talles soul, rock, pop, incluso Techno, siempre adecuados y nunca recargados, que le otorgan a cada tema un cariz diferente y original. No sólo eso, sus técnicas de grabación Lo-Fi, con cintas de 8 pistas, con coros que suenan lejanos y distorsionados, realizando la casi totalidad de las grabaciones en sótanos y garajes, imprimen un sello diferencial e inconfundible que hace que en cuanto se les escucha un par de veces ya se sabe que son ellos. En cuanto a su carrera, 2002 supone el punto de inicio para The Black Keys con su primer LP The Big Come Up del que podemos extraer buenísimos temas como I’ll Be Your Man o su particular versión del She Said , She Said de The Beatles. Con Thickfreakness (2003) continúan su línea ascendente en cuanto a popularidad y experimentación con canciones como Set You Free, aunque sus siguientes álbumes, Rubber Factory (2004) y Magic Potion (2006) bajen un poco el listón cualitativo que no sonoro pues se siguen aportando cosas con temas como 10 A.M. Automatic o You’re The One. Su siguiente disco, Attack & Release (2008), supone un nuevo despegue con un sonido muy garaje y enraizado en el blues pero con toques modernos, ejemplos los tenemos en temas como I Got Mine. 2010 nos trae Tighten Up, un single más soulero, con el que dulcifican un poco su estilo, lo que se recoge en su album Brothers, antesala de lo que vendrá después. Y es que sí hay un disco que refleje todo lo bueno, grande y especial de la banda de Akron, ese es El Camino (2011), con el que al fin consiguieron reconocimiento universal y que cuenta con joyas de diversa índole, como el trepidante y archiconocido Lonely Boy, el glammy Gold on the Ceiling, el más intimista Dead & Gone con esos coros arrebatadores y mi favorita, el sublime in crescendo rockero Little Black Submarines donde Auerbach y Carney rompen sus instrumentos en sonido inigualable. Este 2014 han publicado su último LP, Turn Blue, en mi opinión más flojito que el anterior (hecho por otra parte normal dada las dimensiones del precedente), con más uso de sintetizadores como en el single Fever, con temas retro como Gotta Get Away o inclasificables como Bullet in The Brain. Bueno, la verdad es que da gusto hablar sobre estos dos raritos de Akron que han conseguido hacerme fan hasta los huesos de su sonido Lo Fi con guitarras y baterías contundentes, con su sello intransferible y con la esencia intacta del profundo espíritu del rock. Oh Oh Oh Oh, I got a Love That Keeps me Waiting…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s