Deporte & Música #8: Himnos Nacionales

Esta noche 365RadioBlog retoma la serie Deporte & Música para acercarnos al curioso y fascinante mundo de los himnos nacionales, canciones que representan ( o al menos deben hacerlo), el espíritu nacional, el sentimiento por tus colores. La escucha del himno se ha convertido en todo un ritual de cualquier evento deportivo a nivel internacional, en primer lugar como respeto a ambos contendientes en los deportes colectivos, ( ya que en las pruebas individuales sólo se escucha el del ganador) , como premio al vencedor a nivel individual y como ritual de inicio de cualquier evento nacional en determinados países como los Estados Unidos (ceremonia de la Superbowl por ejemplo). Supone mostrarle al mundo el orgullo de un pueblo frente a los demás , arma que usan muchas naciones no reconocidas como tales pero que en determinadas competiciones lo hacen como tales de pleno derecho ( por ejemplo, Gales y Escocia en el VI Naciones de Rugby). Hay países que lo cantan abrazados y a voz en grito, incluso llorando, otros se vuelven hacia la bandera, otros con la mano en el pecho o el corazón, otros se abrazan porque su himno no tiene letra oficial ( aunque se empeñen en poner la del antiguo régimen) Los hay incluso que practican una danza guerrera antes del mismo como homenaje a los habitantes primigenios del lugar.
Es todo una ceremonia de inicio o de homenaje siempre presidida por las banderas, a quienes se debe rendir justo tributo, y a las que en algunos países se canta a capella, en otros con banda de música, en otros se equivocan y ponen el disco incorrecto. Un sinfín de anécdotas y sucesos en torno al himno. Luego está el respeto al rival, dependiendo de las culturas, los hay que silban y abuchean el sonido de la canción rival y los hay que callan sepulcralmente por respeto profundo.
Os dejamos una serie de vídeos y rankings subjetivos a cerca de los peores y mejores himnos que hemos encontrado en la web, pero a mí el que más me ha gustado es el de los himnos más cantados por los fans durante su ejecución. Veremos también el ranking del pasado mundial, de los mejores y peores según los aficionados.
Yo me quedo con la escucha emocionada (después de ganar su noveno Roland Garros) de un compatriota que no tiene rival en cuanto a caballerosidad, amor a los colores y humildad: Rafa Nadal. Hasta la próxima.