Fiesta en Helicóptero


Bloc Party. Uno de los mejores grupos británicos que nos ha dejado la última década, sin duda. A medio camino entre el postpunk de The Cure, Siouxsie and The Banshees, con reminiscencias de Franz Ferdinand y Mogwai,-más coetáneos-, y con una evolución hacia lo electrónico tal y como les sucediera en su día a Radiohead, estos cuatro británicos liderados por Kele Okereke a la voz y Russell Lissack a la guitarra están llamados a convertirse en referencia principal de toda una generación si es que no lo son ya, aunque hay que reconocer que en sus dos últimos trabajos su calidad creativa ha menguado sensiblemente.
Inspirados en la dualidad política pero sin tendencias marcadas eligieron el nombre para aludir al Bloque Comunista (Bloc) y los partidos occidentales (Party). Su álbum de debut, Silent Alarm (2005), es todo un soplo de aire fresco, con guitarras muy características, rasgadas, marcando la pauta, con la voz afrobritánica de Kele en una mezcla de quejido y grito rebelde. Para mí, en cuanto a sonido y nivel de las canciones, es de lo mejor del nuevo siglo. Ejemplos como Helicopter, Banquet, Pioneers (colosal videoclip animado), o la depresiva So Here We Are nos dejan clara la idiosincrasia de un enorme grupo.
Con A Weekend In The City (2007) el nivel obviamente desciende por momentos pero tenemos momentos álgidos como The Prayer, I Still Remember o Hunting For Witches. Con el último single publicado de este LP, Flux, dan un giro de tuerca a sí estilo, metiendo sintetizadores y cambiando los riffs de Lissack por las líneas Techno de Gordon Moaker.
Esto se acentúa en su tercer trabajo, Intimacy (2008),en el que lo electrónico impera, dando una sensación de que la banda pasa de lo setentero a lo ochentero pero en sólo cuatro años, como por ejemplo, con Mercury o Talons.
Tras un receso de cuatro años en los que cada componente busca reforzar sus proyectos en solitario, en 2012 publican su cuarto álbum, Four, retornando en gran medida a lo anterior y poniendo énfasis en la distorsión o repetición de ritmos a base de pedales y efectos de guitarra, hecho Latente en mi tema favorito de este LP, Octopus. También son buenos cortes Day Four o Truth.
En concierto, según gente cercana que los ha visto, se salen, se entregan, sobresaliendo Kele y su presencia física y vocal, así como el virtuosismo de sus guitarras y acompañamientos.
Muy buena banda, de las que aportan cosas nuevas, innovan e investigan, aunque siempre esta latente el problema de siempre:la lucha de egos. Bueno, mientras les sirva para crear y no destruir, bienvenida sea. Esperamos un par de “Silent Alarms” más antes de que les dé por parar…
Are You Hoping For a Miracle?…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s