El Rock de la Ostra Azul


Blue Öyster Cult. Pocos grupos en la historia han sido tan polémicos en su existencia, tan oscuros y originales en sus esotéricos y fantásticos temas y con seguidores tan fieles como estos neoyorquinos de Long Island formados en 1971. Se les puede considerar el grupo de culto más de culto, en cuanto a que lo llevan en el nombre (su cuarto cambio tras apodarse Cows, Soft White Underbelly y Stalk Forrest Group) y en cuanto a su simbología, la cual les valió varios detractores por asemejarse al símbolo nazi.
Sea como fuere, la banda de Eric Bloom, Buck Dharma, Albert Bouchard y Allen Lanier ( entre otras muchas formaciones esta es la más conocida) consiguieron una notoriedad en los clubes neoyorquinos durante los primeros setenta que les permitió poco a poco ir ganando un pequeño pero fiel grupo de adeptos con un rock psicodélico lleno de estridencia y salvajismo guitarrero que con el esoterismo por bandera creaban mucha expectación, como se pudo comprobar con su primer álbum, el homónimo Blue Öyster Cult (1972), que no tuvo mucho tirón en listas. Tras colaboraciones con Patti Smith y una extensa gira como teloneros del grupo glam británico Slade, el éxito les llegará con su LP de 1976 Agents of Fortune, donde el sonido se hace más liviano pero sin renunciar a sus credenciales líricas y temáticas. (Don’t Fear ) The Reaper, su mayor Hit, les catapulta al estrellato, aunque poco más destacaría del LP. Mejor escucha tiene su siguiente y mejor trabajo, Spectres (1977) con la extraordinaria y mítica Godzilla, contundente y eficaz al parecer que viene de verdad el lagarto gigante (supera a la versión en clave Stoner de Fu Man Chu ). Otro tema raro pero glorioso del disco es Nosferatu. Con Mirrors (1979) en su estilo empiezan a atisbarse influencias del NWOBHM británico tan en boga en la época, aunque con el componente yanqui más soft rock, con ejemplos como In Thee o The Great Sun Jester, con textos del escritor de Ficción Michael Moorcock.
Su canto del cisne viene con el rocambolesco Cultosaurus Erectus (1980) donde se incluye Black Blade y el espléndido álbum Fire of Unknown Origin y su perturbadora portada donde nos dejaron perlas como Burning For You, su último gran hit, Joan Crawford o Vengeance (The Pact).
Sus siguientes trabajos ya desvirtúan el estilo anterior y confunden a sus acérrimos fans con temas Aor y soft rock blandos y edulcorados.
No obstante, esta extraña pero interesante banda nos legó un estilo curioso y a medio camino entre el Heavy metal , la psicodelia y el prog rock de los últimos setenta que supone una línea evolutiva sin la cual no se podrían entender grupos, tendencias y estilos venideros.

Don’t Fear the Reaper…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s