Odio Decir ” Te Lo Dije”


The Hives. Quinteto garajero, cargado de adrenalina y de reminiscencias punk rock procedentes de Fagersta (Suecia) y liderados por el histriónico Howlin’ Pelle Almqvist junto a su hermano Nicholaus Arson, “Vigilante” Carlstroem, Dr. Matt Destruction y Chris Dangerous, quienes consiguieron ponerse en lo más alto de las listas Indies con su hit Hate To Say I Told You So en 2001, con un estilo chillón, guitarrero, machacón y contundente y unas indumentarias siempre en dos colores: blanco y negro, muy al estilo The Knack o Talkin’ Heads.
Estos suecos chiflados practican el garage rock ya desde su ciudad natal, siguiendo una tradición sueca en la que está en boga este estilo, también practicado más o menos habitualmente por paisanos suyos como Mando Diao o The Cardigans, aunque estos tengan un estilo más desenfadado y alocado que los mencionados. En directo lo rompen con Pelle haciendo de las suyas y los orondos Matt y Vigilante poniendo el ritmo para que Nicholaus se luzca con sus riffs demoledores.
The Hives debutaron en disco en 1997 con Barely Legal (precedido del EP Oh Lord! When? How? de 1996), donde ya se demuestra su tendencia uniformada y pendenciera, metiendo caña con temas como A.k.a.I-D-I-O-T o Well, Well, Well, aunque tardarían tres años más para conseguir el reconocimiento internacional con su segundo álbum Veni, Vidi, Vicious en el que se encuentra su más famoso tema Hate To Say I Told You So, todo un himno de este siglo, al que le acompañan Die, All Right! o Main Offender, muy en la línea. Su discográfica, visto el tirón, sacaría un recopilatorio con mucho éxito, Your New Favourite Band (2001)
El tercer trabajo de estos suecos blanquinegros, Tyrannosaurus Hives (2004) se hace esperar debido al éxito del anterior con giras mastodónticas incluidas, y aunque no llega al nivel del anterior sí que nos deja buen sabor de boca con genialidades como Walk Idiot Walk o A Little More For Little You.
The Black and White Álbum (2007), es su trabajo más flojo, no aporta nada nuevo, más de lo mismo, si acaso destacar Tick Tick Boom o Won’t Be Long, pero ya en su posterior LP, Lex Hives (2012), la banda retoma la senda de la calidad y la genialidad con cosas como Go Right Ahead, Wait a Minute o Come On!, siendo hasta el momento su último trabajo. Aparte de su brillante discografía, cabe destacar su colaboración navideña con Cyndi Lauper.
Los esquizofrénicos escandinavos que me cautivaron con su ritmo desenfrenado e histérico pertenecen al panteón de ilustres de los grupos y artistas forjados en el nuevo siglo.
Hate To Say I Told So…!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s