Cine & Música #32: Fiebre del Sábado Noche


Saturday Night Fever. En nuestro país, Fiebre del Sábado Noche. Película dirigida por John Badham en 1977, producida por Robert Stigwood (manager de los Bee Gees) y protagonizada por John Travolta que narra las peripecias de Tony Manero, un joven ítalo-neoyorquino que vive el momento que le ha tocado vivir de la mejor manera posible, trabaja en una tienda de pinturas, tiene unos amigos algo pendencieros, su situación amorosa es algo turbia, pero lo que más le gusta hacer es bailar en la discoteca el sábado por la noche.
Esta película es toda una declaración de intenciones en cuanto a estilo de vida, forma de vestir, tipo de música y forma de bailar en favor del movimiento Disco de finales de los setenta, que revolucionó a toda una generación. Además se le da cada vez más importancia a las luces de ambiente, las bolas-espejo, la pista de colores, en un universo donde actúan los bailarines al ritmo del rey absoluto, el disc-jockey. Pero hay que decir también que esta película tiene un trasfondo social dramático, centrado en los barrios periféricos como Brooklyn y Queens, en los chavales desarraigados y con ganas de prosperar socialmente a través de la música o de conocer a alguien más favorecido económicamente y aprovecharse de esa situación ( en la cinta se hace velada mención al mundo de los gígolos).
En cuanto a la banda sonora, al ser Stigwood el productor del film, encargó la misma a sus pupilos The Bee Gees, quienes ese mismo año sacaron su disco Saturday Night Live (basado en la película), del cual se extraen las cuatro canciones principales de la cinta: Stayin’ Alive, Night Fever, More Than a Woman y el baladón How Deep Is Your Love. La selección de temas del resto de la banda sonora corre a cargo de David Shire, quien aporta un par de temas disco instrumentales, incluyendo también el You Should Be Dancing de los Bee Gees (de su anterior LP), Disco Inferno de The Trammps, Open Sesame de Kool & The Gang, además de la quinta sinfonía de Beethoven adaptada al disco por Walter Murphy.
En 1983 se estrenó Stayin’ Alive,una secuela con Travolta encarnando de nuevo a Tony Manero y dirigida por ¡Sylvester Stallone! en la única peli que dirigió y no protagonizó (hace un breve cameo), aunque no tuvo ni de lejos el éxito de su predecesora.
Recuerdo tener seis o siete años y que en el coche de mi padre no paraban de sonar los Bee Gees con la casete de la banda sonora y que las chicas un poco mayores que yo estaban locamente enamoradas de Travolta…definitivamente, música y película que marcaron época y estilo.
Wether you’re a Brother or Wether you’re a Mother, You’re Stayin’ Alive, Stayin’ Alive…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s