El Mito y La Voz


Frank Sinatra. Nacido en Hoboken, Nueva Jersey, un 12 de diciembre de 1915, hijo de padres de clase media de ascendencia italiana, está considerado como una de las figuras más relevantes de la historia de la música y también con una gran aportación en el cine, no en vano le fue otorgado el Óscar al mejor actor de reparto en 1953 por De Aquí a la Eternidad. Su forma de cantar, su prodigiosa voz, su impecable estilo de Crooner ( como Bing Crosby o tantos otros imitadores como Michael Bublé), su carácter arrollador, su temple pionero – fue de los primeros que usó la técnica de grabación de anteponer la voz a los instrumentos para resaltarla más- y por encima de todo, o más bien lo que explica todo, fue su enorme y gigantesco carisma, amparado en un ego exacerbado y un talento descomunal.
Sinatra nunca fue un compositor puro, siempre se escudó en clásicos de la música americana como la genios George Gershwin, Cole Porter o Tommy Dorsey, de cuya banda fue vocalista en los años cuarenta y del que cogió el concepto de personalizar una canción hasta hacerla suya y tan reconocible que fuera inmediatamente asociada a él.
Paralelamente a su carrera como actor, Sinatra fue evolucionando en su estilo, pasando del crooner de Music Hall puro y duro, al swing, al jingle, atreviéndose con versiones soul, incluso de cantautores como Jim Croce ( quién no recuerda la mítica Bad, Bad Leroy Brown).
En mi opinión todas las canciones que me gustan de Sinatra son imposibles de ser odiadas, de hecho no conozco a nadie que abiertamente me haya comentado que detestas su música, pues, siendo lo más objetivo posible, son un regalo para los oídos, sobre todo por su interpretación.
He seleccionado diez canciones que a mi parecer representan su espíritu fielmente en sus diversas etapas, de peor a mejor en orden descendente: Summer Wind, The Way You Look Tonight, Night and Day, Come Fly With Me, I’ve Got You Under My Skin, That’s Life, New York New York, Strangers In The Night, Fly Me To The Moon y la maravillosa My Way, que me sigue poniendo los pelos de punta.
Recuerdo hablar con mi abuela y contarle acerca de mis grupos, The Clash, The Who, The Jam, etc., y me decía, sí, sí, todo eso está muy bien, pero…¿ a que ninguno de esos melenudos canta como Sinatra?. Y no pude más que callarme y ponerle el disco de grandes éxitos que tanto le gustaba. A ella, que siempre la llevo en el corazón, le dedico esta entrada.
I Did It My Way…!

2 comentarios en “El Mito y La Voz

  1. Totalmente de acuerdo con Bonustrack, una entrada muy bonita y la dedicatoria aún mejor ¿Y no te decía tu abuela que esos melenudos sólo hacían música “ratonera”? jajaja. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s