Cine & Música #44: Flashdance


Flashdance. Película dirigida en 1983 por Adrian Lyne, producida por Don Simpson y Jerry Bruckheimer (Top Gun) y protagonizada por Jennifer Beals y Michael Nouri, que cuenta la historia de Alex Owens, una chica que compagina las jornadas de trabajo como soldadora en una metalúrgica con los bailes nocturnos en un cabaret (donde conoce a su jefe y futuro amante), y que sueña con llegar a ser bailarina profesional, para lo cual se deberá preparar muy duro para la prueba definitiva.
Flashdance es ante todo una película de superación, de trabajo duro y búsqueda de los sueños no sin trabas y obstáculos por el camino, es decir, típica trama y puesta en escena de numerosos films de los ochenta. Lo que la hace diferente del resto es, en primer lugar, una dosis de realidad y cotidianía, de humanismo de la protagonista, la cual suda para llegar fin de mes, dice tacos, se equivoca y se enamora, desidealizando a los papeles principales de antaño, haciendo a Alex más cercana al público. Otra novedad suponen las transiciones musicales a modo de videoclip (Adrian Lyne realizó comerciales y videoclips anteriormente), que se harían muy populares en los ochenta y serían incorporadas a muchas cintas de la época (Top Gun, Rocky III) y que suponen un recurso técnico muy socorrido como salto temporal en la trama.
En cuanto a la banda sonora de tan aclamada película, empezaremos diciendo que ganó dos Óscar, uno a la mejor música original a cargo de Giorgio Moroder y otro a la mejor canción, Flashdance… What a Feeling!, escrita por Moroder e interpretada por -la ya oscarizada con FamaIrene Cara. El resto del score no se queda atrás: la famosísima Maniac de Michael Sembello, Love Theme a cargo de Helen St.John, Romeo de la enorme Donna Summer, Lady Lady Lady de Joe Esposito o Kim Carnes con su I’ ll Be Here Where The Heart Is.
Rodada íntegramente en Pittsburgh, Pennsylvania, Flashdance supone un antes y en después en el cine y su relación con la música, puesto que sin ser un musical en el estricto sentido de la palabra, porque tiene su trama bien definida, sí que se apoya mucho en ella para expresar todas las sensaciones y emociones de los personajes.
Un clásico de la ochenta con mucha repercusión en nuestra generación. Preguntadle a Eva Nasarre
What a Feeling…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s