El Rock Retro de Mamá Loba


Wolfmother. Power Trío australiano formado en Sydney en 2000 por el letrista, guitarrista y cantante Andrew Stockdale, el batería Myles Heskett y el fantástico teclista y bajista Chris Ross, caracterizados por practicar un rock muy anclado en raíces setenteras, con transiciones psicodélicas, ritmos frenéticos, voces chillonas y agudas Made in Stockdale, unidos a sonidos de órgano Korg CX-3, clara herencia de clásicos como Deep Purple o The Doors; aunque también podemos hallar posos de bandas como AC/DC, Led Zeppelin, The Who e inspiraciones más modernas como The Strokes o Kyuss, considerándoles en varios círculos como pertenecientes al estilo Stoner.
Habiéndose hecho dueños y señores del circuito de salas y garitos de Sydney con su atractivo estilo, Wolfmother publican en 2004 un EP con tres canciones que sería la antesala (puesto que las tres aparecen en el álbum) de su aclamadísima ópera prima y homónima Wolfmother (2005), producida por el reputado Dave Sardy -RHCP, U2-, convirtiéndose en una de las piezas angulares de la música actual y en uno de los mejores discos de debut de lo que va de siglo.
No sobra ninguna canción, es más, no me canso nunca de oírlo ( lo habré escuchado como cincuenta veces), las canciones se suceden sin tener nada que ver una con la otra, pero todas con un sello inconfundible y genial, a nivel vocal insuperable Stockdale (quizás excesivamente chillón a ratos), y una base rítmica excepcional con Ross haciendo diabluras a los teclados. La mayor parte de los temas son increíbles: Dimension con su ritmo entrecortado, White Unicorn como revival woodstockiano y psicodélico, Woman como cañonazo de single con un puente brutalmente ejecutado por Ross, Colossal como ejemplo de cambios de ritmo sublimes, My Mind’s Eye o un viaje de peyote en pleno sigo XXI, Love Train o la personificación del mejor funk rock, Vagabond como la furia contenida y finalmente mi favorita, Joker & The Thief, como el perfecto resumen de todo lo anterior concentrado en cuatro minutos. Intensísimo, vital, sublime, pocos debuts he oído tan redondos como este.
Claro, el problema fue después, difícil de superar, listón alto, comienzan los problemas, a Andy se le sube el pavo y en un ataque de ira del que aún se arrepiente echa a Ross y Heskett quedándose sólo ( los cuales aunarán fuerzas en su proyecto común, The Slew).
Para su segundo álbum, Cosmic Egg (2009), Stockdale contará con nueva formación, pero el nivel se resentirá notablemente: aún siendo un álbum correcto, no le llega al anterior ni a la suela del zapato. Destacar New Moon Rising o el cover de Hendrix If 6 Was 9.
Otro ataque de ira deja a Stockdale sin banda y experimenta lanzando un álbum en solitario, aunque se echa atrás y vuelve a llamar a Ian Peres y Vin Steele para grabar su tercer disco, New Crown (2014), sin publicidad ni vídeos, colgado directamente en Bandcamp. Lo he escuchado pero no me dice nada, si acaso Heavy Weight, aunque está claro que Stockdale ha perdido el rumbo y sin Ross ni Heskett el nivel baja muchísimo. Siempre nos quedará esa maravilla que les dio la gloria.
So I’ll Tell You All the Story About The Joker and The Thief in The Night…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s