Cine & Música #46: Rock Star


Rock Star. Película dirigida en 2001 por Stephen Herek (Los Tres Mosqueteros, 101 Dálmatas), producida por George Clooney y protagonizada por Mark Wahlberg y Jennifer Aniston que narra las andanzas de un joven rockero que tiene un grupo de versiones de sus ídolos, los ficticios Steel Dragon, y que viste, canta, sueña y vive como ellos, hasta que por caprichos del destino le llega su oportunidad y consigue ser el frontman de la banda ( como dice el cartel , la historia de un “quiero ser” que tuvo que ser ).
Pero la vida del Rock Star es distinta a como él imaginaba y eso le hace separarse más de su novia, por lo que al final decidirá seguir su camino y dar el relevo a otro entusiasta chaval que como él, vivía por y para la música.
Film flojo en cuanto a argumentos y diálogos, muy superficial y visual, profundiza poco en personajes y tramas, pero está claro que su objetivo es sobre todo rendir tributo a las grandes bandas del Heavy Metal de los ochenta (de hecho el guitarrista es el mítico Zakk Wylde, ex Ozzy Osbourne), sobre todo hay mucho de los Judas Priest en la cinta, y además se centra en el sueño de un chaval que llega a la cima, papel en el que Wahlberg se desenvuelve muy bien.
Por ello, aunque no es una película musical en el estricto sentido de la palabra, no hay una sola escena en todo el film en la que no suene algún tema. Para ello, Herek se inventó un grupazo metalero, Steel Dragon y su banda tributo Blood Pollution (como una de las canciones), que presentan temas muy en la onda de los ochenta, como Stand Up and Shout  (escrita por el ex Van HalenSammy Hagar), Crown of Falsehood o el himno We All Die Young ( con voz del serbio Mike Matijevic).
Pero en esta Banda Sonora también tenemos un repertorio más variado para diversos momentos de la película, como el Livin’ on a Prayer de Bon Jovi, Lick It Up de Kiss, Rock Rock (Til You Drop!) de Def Leppard, Devil Inside de INXS, Once in a Lifetime de Talkin’ Heads o Are You Ready de AC/DC.
Resumiendo, película sonora y estética -que no profunda ni con mensaje-, donde prevalece el homenaje constante a la época y el rock inmortal de aquellos años, sin olvidarnos de los excesos y las groupies. Por último, un guiño a mi querido grunge a principios de los noventa cuando Chris Cole forma su banda en Seattle…. Todo un acierto. Por todo ello, aunque la peli flojea en mensaje, es entretenida de ver y de escuchar.
And We All Die Young…!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s