El Impala Domado


Tame Impala. Grupo australiano con base en Perth formado en 2008 por Kevin Parker a la voz y guitarras, Dominic Simper con los sintetizadores , Jay Watson a la batería y Nick Allbrook ( al que sustituiría tras su marcha Cam Avery al bajo), caracterizado por desarrollar un rock muy enraizado en la psicodelia setentera más pura, con sonidos muy enredados y turbios, voces difuminadas y con eco, largas líneas de guitarras fundidas con órganos y sintetizadores, mucho pedal de distorsión, con mucha influencia también del sonido Manchester de los noventa y que han experimentado un éxito enorme en su país y allende sus fronteras gracias al impulso logrado con sus dos álbumes editados hasta la fecha y a los esfuerzos de su discográfica, Modular Records, por hacerles un sitio en la industria, apostando fuerte con ellos y llevándoles de gira con gente tan importante del panorama actual como The Black Keys y MGMT.
Sus precedentes, dos EPs rompedores como Hole in The Sky y Tame Impala, editados respectivamente en agosto y septiembre de 2008, fueron la antesala de su primer LP, Innerspeaker (2010), un grandísimo trabajo lleno de composiciones delirantes y un compacto trabajo de instrumentación y sincronización que hace que el disco suene redondo. Nos quedaremos con sus singles Sundown Syndrome, Solitude is Bliss, la grandísima Lucidity, una de mis favoritas Expectation ( que me recuerda mucho al pop mancuniano de los noventa), o Why Won’t You Make Up Your Mind?.
En Octubre de 2012, justo dos años después de publicar su primer álbum ( y su directo Live At The Corner, que en una arriesgada apuesta publicaron a la vez que su debut), sale a la venta Lonerism, discazo en toda regla con temas increíbles que recogen toda la esencia del Dream Rock y de la Neo Psicodelia, como el que hemos rescatado, este hipnótico, cadente y magnético Elephant, para mí su mejor canción sin discusión. Otra joya a destacar es Feels Like We Only Go Backwards y también sobresalen Mind Mischief y Music to Walk Home By.
Se puede apreciar una inspiración en la psicodelia setentera como la de gente como Todd Rundgren, algo de Glam en sus cadencias y una devoción palpable por The Flaming Lips ( de la que hablaremos muy pronto). El resultado, inmejorable: éxito de ventas en Australia y UK, aparte de ser considerado uno de la álbumes del año 2012.
A la espera de su nuevo trabajo, recomendar vivamente el sonido Tame Impala como una de las más agradables sorpresas de esta nueva década, ya que aunque suenen a añejos y su estilo nos retrotraiga a ambientes lisérgicos y de atmósferas hippies, se denota una modernidad estilística y una atemporalidad que les convierten en objeto de culto y les hace estar dentro de la más rabiosa actualidad.
Too Bad Your Chances Are Slim…!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s