De Rey del Naparmex a Tonino Carotone


Hoy nos centraremos en la figura de un artista que, siendo de un lugar totalmente distinto y ajeno a los estilos musicales que practicó y practica, se convirtió en nexo además del grupo del que vamos a hablar y de su carrera en solitario.
Estamos hablando de Antonio De la Cuesta, nacido en Burgos en 1970, pero criado y crecido en Barañáin, localidad muy cercana a Pamplona. Siempre le tiró la poesía y la composición, haciendo sus pinitos en el instituto, hasta que en 1994 aprovecha su oportunidad y se apunta al carro mexicano del Gavilán ( antes conocido como Eskroto, Marco Antonio Sanz de Acedo, líder del grupo punk radical Tijuana in Blue, mítico en la comunidad foral por sus himnos etílicos y combativos), cuando formaron Kojon Prieto y los Huajolotes, – a veces escrito por error Huajalotes-, un combo en el que Antonio ponía la voz y que practicaba un curioso estilo auto bautizado como Naparmex, es decir rancheras punk, con algo de rock y folclore navarro (jotas) salpicado con letras festivo-combativas o etílico-políticas si se quiere, con gran influencia de los narco-corridos que practicaban por esos tiempos los Tigres del Norte y que arrasaron en las peñas sanfermineras y fiestas de los pueblos. Himnos borrachos como Txibato, Eres un Hada, Carcelero o la famosísima Insumisión son imprescindibles en cualquier banda sonora de farra en el Casco Viejo de Pamplona.
Esas letras, todas compuestas por Toñín, su mote en Huajolotes, abrieron un nuevo camino cuando fue a Italia de viaje con otros insumisos navarros y se enamoró de los sones napolitanos y sorrentinos, rebautizándose como Tonino Carotone ( en claro homenaje a Renato Carosone, autor de Tu Vuò Fà l’Americano e inmortalizada por Jude Law y Matt Damon en El Talento de Mr. Ripley), y grabando ya en 2000 su álbum Mondo Difficile, que tuvo gran acogida en el país transalpino y se convirtió en obra de culto en los locales pamploneses con temas en “itagnuolo “, como su single y más conocido Me Cago en el Amor, la versión personalísima de Tu Vuò Fà l’Americano, o Sapore di Mare ( Antimilitare). Con Senza Ritorno (2003) se da a conocer en toda la península y vuelve a mezclar el italiano y el español en sus ácidas composiciones como Un Ragazzo di Strada, La Noria o Sono Tremendo.
Su último disco hasta la fecha, Ciao Mortali, abre puertas a otros géneros como el tango o la milonga con De Vuelta por Buenos Aires, Il Santo o Pecatore.
Lo último que ha hecho Tonino es una colaboración con el escritor italiano Federico Traversa en el libro Il Maestro de l’Ora Brava.
Prolífico, ecléctico, irónico, crápula, esos adjetivos definen a un paisano que sabe disfrutar de la vida haciendo lo que le gusta y de la manera que le sale.
Me Cago en el Amor…! C’è un Mondo Difficile…!

Anuncios

3 comentarios en “De Rey del Naparmex a Tonino Carotone

  1. ¡Muy interesante! no conocía la historia de Tonino Carotone y su relación con esos grupos que comentas, tan apegados a tu tierra. Por cierto, los Tigres del Norte son buenísimos y tienen unas letras demoledoras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s