Y Leonor Salió a Cantar


Marlango. Trío afincado en Madrid formado en 1998 por la musa, actriz y chica Almodóvar, bailarina vocacional y cantante (reconvertida pero muy convincente) Leonor Watling, junto a su socio Alejandro Pelayo y el neoyorquino Óscar Ybarra, -el cual abandonó la formación en 2014-,caracterizados por un estilo muy cercano al jazz y al blues, con reminiscencias de los clubs y cabarets de los años veinte, pero progresiva y claramente convencidos hacia la causa indie pop que tan buenos resultados les está dando.
Marlango ( cuyo nombre fue extraído del tema de su admirado Tom Waits I Wish I Was In New Orleans), responde a la necesidad de Watling de plasmar su talento vocal en una faceta poco conocida en ella pero que, en mi opinión, es la que mejor y más notablemente desarrolla (sin ser ni mucho menos mala actriz). Su intensidad vocal, su profundidad de registros y su sensible elegancia en los sostenidos, unido todo ello a su grata presencia, hacen de ella el alma el grupo, aunque no debemos descuidar el aporte positivo e instrumental de Pelayo e Ybarra, a pesar de que este último haya decidido hacer las maletas y probar suerte en Chicago.
Su homónimo debut, Marlango (2004, precedido de una fabulosa maqueta) les define como una banda con gusto por lo bien hecho y con un toque jazz envolvente, como en sus temas Enjoy The Ride, Madness o It’s Alright. Su segundo LP, Automatic Imperfection (2005), nos sumerge a en un estilo indeleble, con una Leonor inmensa muy bien acompañada por canciones como la homónima, mi favorita, Shake The Moon, Pequeño Vals o Cry. Su tercer trabajo,  The Electrical Morning (2007), supone un giro hacia aires más modernos, aunque igualmente elegantes, como en Walkin’ in  Soho, I Do, o los dúos con Miguel Bosé en Dance!, Dance!, Dance! y con Jorge Drexler, pareja de Watling, en Hold Me Tight.
Tras Life in The Treehouse (2010), con maravillas como The Long Fall ( mi segunda favorita) o The Answer junto a Rufus Wainwright, Marlango dan un giro y se cambian al español como lengua principal de sus temas, así editan sus dos últimos trabajos hasta la fecha, Un Día Extraordinario (2012), con Lo Que Sueñas Vuela, Dame la Razón o Un día Sin Ti; y su último trabajo, el redondo El Porvenir (2014), con un mano a mano con Bunbury en Dinero, otro dúo con Coque Malla en Berlín, la homónima, Puede y una fantástica versión de Ay Penita, Pena!.
Grupo que en un principio aprovechó el tirón de su frontwoman, pero que ha demostrado que nadie les ha regalado la calidad y la elegancia en la ejecución de un estilo muy cuidado y unos temas preciosos de escuchar.
And It Works Out, It Works Out…!

Anuncios