No Mires Más al Sol


The Libertines. Banda británica originaria de Londres formada en 1997 por Carl Barât y Pete Doherty (ex novio de Kate Moss), ambos como guitarristas, líderes y frontmen, junto al bajista John Hassall y el batería afroamericano Gary Powell, caracterizados por practicar un género que se podría denominar como post-punk revival, con muchos detalles garaje, un estilo directo, guitarras afiladas, un bloque sonoro pero con sabor añejo a finales de los setenta, con reminiscencias clarísimas de The Jam, The Damned o The Clash y con una latente y continua lucha interna de poder entre las dos cabezas de este dragón del siglo XXI que logró colocar dos singles en el 1 y el 2 de las listas británicas respectivamente.
Ya con su debut, el inconmensurable Up The Bracket ( 2002), The Libertines saborean las mieles del reconocimiento sobre todo en UK, con temas directos pero a su vez ligeros de oír, bailables y muy pegadizos, como Up The Bracket – uno de sus símbolos-, Time For Heroes ( que daría título en 2007 a su recopilatorio), Tell The King o la famosísima I Get Along.
En 2003, y sólo para el mercado japonés, editan un EP de 7 temas titulado Don’t Look Back Into The Sun / Death on The Stairs, y es que sin duda para mí lo mejor de la banda son estas dos canciones.
The Libertines (2004), producido por el gran Mick Jones, es su segundo y último álbum hasta la fecha, ya que un año antes comenzaron los problemas de egos, con Doherty totalmente colapsado y dominado por las drogas y además con proyectos nuevos, como el genial grupo Babyshambles que obstruía las giras y publicaciones de The Libertines, de ahí las continuas trifulcas dentro y fuera del escenario con Barât que lamentablemente han pasado a la posteridad en un documental de 2010, The Libertines: There Are No Innocent Bystanders . En cuanto a las canciones de este segundo LP nos quedamos con la extraordinaria Can’t Stand Me Now, What Became of The Likely Lads o Arbeit Macht Frei.
Ya con todo patas arriba y Doherty ausente, a pesar de las buenas críticas del disco, Barât decide disolver el grupo en 2005, formando Dirty Pretty Things junto a Powell hasta su ruptura en 2008 y su vuelta en 2010 a The Libertines, consiguiendo juntar también a Doherty que había estado de gira por todas las clínicas de rehabilitación y había roto con Babyshambles. No fue hasta 2014 cuando se juntaron en serio, actuando en festivales como Benicassim y programando un nuevo álbum para 2015, que esperamos que entierre de una vez las luchas intestinas de un par de talentos irregulares e irascibles que nos han dado varios momentos memorables y han reavivado la llama del auténtico punk británico en pleno siglo XXI.
Don’t Look Back Into The Sun…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s