Echo & The Bunnymen : The Killing Moon

A veces me planteo cuánto poder de atracción, cuánto magnetismo, cuánta empatía puede llegar a desprender o poseer una canción por sí misma. Claro está que el ejecutor de la misma tiene su parte de responsabilidad en cuanto a transmitir o hacer de hilo conductor, de vehículo si se quiere, del mensaje y propósito del tema. Si se da la circunstancia que quien transmite, interpreta, canta dicha canción es el creador o ideólogo de la misma, de su letra, de su música, de su sentido oculto y de su intención final, la obra pasa a ser catalogada inexcusablemente como algo sublime.
Pocos temas me resultan tan perturbadores y cautivadores a la vez, tan magnéticos pero peligrosos emocionalmente al mismo tiempo, como esta joya llamada The Killing Moon creada en 1984 por el grupo de Liverpool Echo & The Bunnymen ( curioso tanto derroche lírico proveniente de una banda llamada El Eco y los Hombres Conejo) dentro de su cuarto LP Ocean Rain, la cual fue grabada en los estudios Amazon de Liverpool en su parte cantada y en los estudios Crescent de Bath la parte instrumental.

Ver imagen original

El responsable de tan grandiosa obra maestra sonora fue el frontman de la banda, un delicado y taciturno Ian McCulloch, a medio camino entre la estética de Robert Smith y la forma de cantar de Morrissey, el cual describe con sus propias palabras cómo le brotó la idea de escribir The Killing Moon.
Narra Mc Culloch que un día le sobrevino mientras estaba en la cama un sobresalto en forma de línea de texto que se repetía a modo de mantra: Fate Up Against Your Will, Through The Thick And Thin, He Will Wait Until You Give Yourself To Him (el destino, contra tu voluntad, contra viento y marea, esperará hasta que te entregues a él).

Ver imagen original
Así nació el estribillo legendario de una canción mágica, por momentos onírica, muy de los ochenta pero a la vez tan sumamente buena que se ha ganado la atemporalidad y su inmortalidad correspondiente.
Temática que mezcla pasado y futuro fundiéndolos en uno, hablando de hechizos, de un universo onírico de besos y joyas, de la fuerza del destino, del desasosiego y la incertidumbre,  de los amores rotos y de los ya profetizados, poniendo por testigo a una luna asesina que presencia las aspiraciones y las miserias humanas sabiendo de antemano que todo ya está establecido de una manera inmutable.

Instrumentalmente hablando, ese inicio en clave de mandolina otorga un misticismo sublime que engancha con una línea de guitarra acústica- según McCulloch inspirada en el Space Oddity de Bowie pero ejecutada al revés unido a influencias de ritmos de balalaika fruto de una breve estancia de Les Pattinson en Moscú -, mientras la aterciopelada voz del hombre más tranquilo de la escena británica desgrana una melodía solemne pero embaucadora al mismo tiempo.
El éxito de tamaña obra de arte fue sencillamente espectacular: Número 9 en listas UK y referencia indiscutible de la música de Echo & The Bunnymen.

Como no podía ser de otra manera, The Killing Moon ha sido versioneada por varios artistas , como Pavement (1997) o Greg Laswell (2009), formando parte además de bandas sonoras como Blood & Chocolate (Besos de Sangre, 2007), a cargo de The Distants, o Donnie Darko ( 2001) , en la que se conserva la original.

Os dejamos además una actuación en directo de la banda interpretando este tema durante un concierto en una actuación en el programa de TV británico The Tube  en Diciembre de  1984 y un concierto en Shepherd´s  Bush en 2005

Por otro lado, esta oda al misticismo esotérico británico de los ochenta ha influido mucho en el estilo de bandas patrias como Duncan Dhu o La Dama se Esconde.
Hace no mucho tuve la oportunidad de ver una entrevista a Loquillo en el programa de TV Ochéntame otra Vez en la que se le preguntaba por las canciones que marcaron la época de los ochenta. Él, sin titubear ni un momento espetó: “Sin duda, la más importante de todas fue The Killing Moon de Echo & The Bunnymen“.
No andaba muy desencaminado…

Under blue moon I saw you
So soon you’ll take me
Up in your arms, too late to beg you
Or cancel it, though I know it must be
The killing time
Unwillingly mine

Fate
Up against your will
Through the thick and thin
He will wait until
You give yourself to him

In starlite nights I saw you
So cruelly you kissed me
Your lips a magic world
Your sky all hung with jewels
The killing moon
Will come too soon

Fate
Up against your will
Through the thick and thin
He will wait until
You give yourself to him

Under blue moon I saw you
So soon you’ll take me
Up in your arms, too late to beg you
or cancel it though I know it must be
The killing time
Unwillingly mine

Fate
Up against your will
Through the thick and thin
He will wait until
You give yourself to him

Fate
Up against your will
Through the thick and thin
He will wait until
You give yourself to him
You give yourself to him

Ver imagen original

Anuncios

2 comentarios en “Echo & The Bunnymen : The Killing Moon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s