Echobelly : King Of The Kerb

Una de las mejores cosas que tiene la música es su capacidad de abordar cualquier tema por escabroso que sea con la máxima naturalidad, su facilidad y accesibilidad para enviar un mensaje , -a veces cifrado, a veces abierto- o para tratar un tema socialmente mal visto o controvertido.
Por ejemplo, un tema como la prostitucion, socialmente discutido con muchos detractores y algunos defensores, ha estado presente de forma recurrente en la historia reciente de la música. Canciones como Roxanne de The Police, Walk On The Wild Side de Lou Reed o Con Nombre de Guerra de Héroes del Silencio son muestras válidas que constatan este hecho.

Pero hay cuestiones más sórdidas detrás de determinados aspectos más conocidos, actitudes propias de una sociedad esclavista y manipuladora que sigue permitiendo o consintiendo ( aunque la ley no lo ampare ) determinadas actividades de control humano , de lo que se viene a llamar trata de blancas.
Estamos habando del proxenetismo, de la deleznable figura del coloquialmente llamado chulo, el “pimp” anglosajón que controla dos o tres fulanas desde su esquina manteniéndolas vigiladas y amenazadas y que suele tener un matón a sueldo para que no se le escapen o le denuncien arruinándole un negocio en el que sus márgenes son mucho más provechosos que los de sus explotadas socias.

Este es el mensaje que lanza la aparentemente inocente y jovial canción que nos ocupa hoy, King Of The Kerb-, literalmente El Rey de la esquina o de la acera- , segundo single del segundo álbum de la banda británica Echobelly titulado On (1995), escrita por la cantante y carismática frontwoman de ascendencia hindú Sonya Madan y su ex pareja y socio musical, el guitarrista sueco Glenn Johansson. El tema , producido por ellos mismos y grabado en Londres, salió como single el 23 de octubre de 1995, después de haber cosechado buenos números en listas con el primer sencillo Great Things y de ser ya bastante conocidos por Insomniac, mayor éxito de su álbum de debut Everyone’ s Got One (1994). Con este sencillo llegaron al número 25 en UK.

En esta engañosa jovialidad Brit pop, Echobelly ( término que alude al vacío en el estómago siendo una metáfora de tener hambre de éxito), etiquetados como banda pop rock de connotaciones ligeras y lúdicas, a través de su compositora , con su rasgo vocal diferenciados de otras bandas, busca temáticas más comprometidas, más al filo de la navaja, que les transporten a otra dimensión como banda para dejar de ser catalogados como “moñas”.
A fe que este tema lo consigue con sus guitarras afiladas, sus coros pop rock perfectamente construidos y unos créditos que se mueven entre la ironía y la condena, entre la inocencia y la cruda realidad.

Tras estas líneas os dejamos varias actuaciones de Echobelly y su King Of The Kerb, que sonó muchísimo a mediados de los noventa durante mi estancia en Inglaterra y de los cuales me llegué a comprar sus dos primeros discos, de los cuales también os dejamos sus temas más relevantes: Insomniac, Great Things y Dark Therapy.

Es así como Echobelly, uno de los 20 mejores exponentes del Brit Pop de los noventa, consiguieron hacerse un hueco en la industria a base de buenas melodías , letras trabajadas y comprometidas y una pedazo de solista como Sonya Madan a la que desgraciadamente lastraron sus problemas físicos que a la postre incidirían en el bajón de rendimiento de la banda en ulteriores trabajos.

Siempre nos quedará este King Of The Kerb, descarnado retrato del negocio del vicio y del lucro de la desgracia ajena.

Sugar smile savvy,
The king of the kerb,
Got a temper in the style of a bomb,
Got his friends in his pocket,
Or safe behind bars,
All the local boys know what he’s done.

He turns if on, he turns it on, he turns it on.
Same boys doing it for themselves,
There’s somebody out there doing it for you,
Safe white you’re paying out for your health,
They’re the kings of the kerb,
And everybody knows what they’re worth.

Sugar smile savvy,
The king of the kerb,
Keeps the order in this part of the town,
All the shadows in the alley,
The shapes at the bar,
Like to service him when he does the round.

He turns if on, he turns it on, he turns it on.
Same boys doing it for themselves,
There’s somebody out there doing it for you,
Safe white you’re paying out for your health,
They’re the kings of the kerb,
And everybody knows what they’re worth.

Safe from ham and safe from greed,
A little protection is at that you need,
Safe from ham and safe from greed,
They’re just a racket machine.

Same boys doing it for themselves,
There’s somebody out there doing it for you,
Same boys doing it for themselves,
There’s somebody out there doing it for you,
Same boys doing it for themselves,
There’s somebody out there looking it for you,
Safe white you’re paying out for your health,
They’re the kings of the kerb,
They’re the kings of the kerb,
They’re the kings of the kerb,
And everybody knows what they’re worth.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s