Helloween : I Want Out

El 17 de septiembre de 1988 aconteció en Pamplona el mayor evento del Heavy Metal que jamás la capital navarra hubiera vivido: se trataba del megaconcierto Monsters Of Rock, en el que se daban cita las mejores bandas del panorama Metalero del momento, a saber: los gigantescos y archiconocidos Iron Maiden ( mi ciudad siempre ha estado infestada de heavys con camisetas de los Maiden, incluso hoy día); los cuatro jinetes del thrash metal, Metallica; los transgresores neoyorquinos Anthrax y unos chicos alemanes que presentaban su disco Keeper Of The Seven Keys Part II y que practicaban un subgénero muy en boga en el país teutón denominado Power Metal.

Así fue como conocí a Helloween, la banda liderada por el guitarrista Kai Hansen y con el prodigioso y entonces pueril cantante Michael Kiske ( uno de los que más octavas alcanza con su voz de todos cuantos jamás he oído) asombrándonos con sus alargados alaridos y sus agudos imposibles, con dos discos de absoluta leyenda como son los dos Keeper Of The Seven Keys Part I (1987) y Part II (1988), siendo su segunda entrega la más aclamada y aplaudida por sus fans metaleros de todo el mundo.

En nuestra querida Plaza de Toros aquello debió de ser una fiesta total pero quienes se llevaron las dos orejas y el rabo y salieron por la puerta grande fueron estos rubios germánicos que asombraron al coso pamplonés con sus ritmos vertiginosos, su perfecto empaste entre voz y guitarra y unos temas bien construidos y armoniosos que hicieron las delicias de nuestros conciudadanos.
Y sucedió que después del trabajo bien hecho, Hansen, Kiske y el resto de la banda decidieron hacer uno o de turismo visitando los lugares más emblemáticos de la Comunidad Foral de Navarra ( el Café Iruña, la Antigua Azucarera de Marcilla, las Bardenas Reales y su monumento natural llamado Castildetierra y finalmente la Plaza de Toros de Pamplona), recorrido que les llevó a grabar un vídeo clip con una canción épica  que ha sido santo y seña de la mítica banda teutona.

I Want Out salió publicado como cuarto single del ya mencionado Keeper Of The Seven Keys Part II el día de Halloween (31 octubre) de 1988, escrita por Kai Hansen y producida por Tomny Hansen a través del sello Noise Records. La letra habla de libertad, de personalidad, de poder de decisión, de hacer las cosas cuando y como uno realmente quiere sin estar sujeto a parámetros o dictámenes externos o marcados por la sociedad. Realmente es una reflexión sobre el individualismo positivo, algo que sorprende dentro de un LP cargado de temática época y casi conceptual, es un soplo de aire fresco y un auténtico himno para los numerosos seguidores del movimiento power metal.
Bajo estas líneas os dejamos varias actuaciones de Helloween en directo interpretando I Want Out, de 1989 y de 1992 respectivamente.

También veremos alguna de las múltiples versiones que se ha hecho de este tema, sobre todo a cargos de bandas de power metal como Gamma Ray o Unisonic (actuales bandas de Hansen y Kiske, respectivamente ), pero también de Hammerfall, Sonata Arctica, Avalanch o Skylark.

Este tema, mejor dicho, este himno, permanecerá siempre como uno de los símbolos indelebles del genero llamado Power Metal, el cual idolatra a partes iguales el virtuosismo y la rapidez en la ejecución, tornándose sus canciones en piezas más propias de una ópera metálica, a medio camino entre la estructura Hard rock clásica ( I Want Out recuerda bastante en su esqueleto a Out On The Fields de Thin Lizzy con Gary Moore) y elementos más propios de los Ochenta como el thrash metal, del que toma el ritmo frenético y endiablado y la contundencia de su sección rítmica (batería y bajo suenan potentísimos).
Siempre supe que I Want Out era una joya cuya inmortalidad está asegurada gracias a una increíble y virtuosa banda alemana llamada Helloween.

From our lives’ beginning on
We are pushed in little forms
No one asks us how we like to be

In school they teach you what to think
But everyone says different things
But they’re all convinced that
They’re the ones to see

So they keep talking and they never stop
And at a certain point you give it up
So the only thing that’s left to think is this

I want out–to live my life alone
I want out–leave me be
I want out–to do things on my own
I want out–to live my life and to be free

People tell me A and be
They tell me how I have to see
Things that I have seen already clear

So they push me then from side to side
They’re pushing me from black to white
They’re pushing ‘til there’s nothing more to hear

But don’t push me to the maximum
Shut your mouth and take it home
‘Cause I decide the way things gonna be

I want out–to live my life alone
I want out–leave me be
I want out–to do things on my own
I want out–to live my life and to be free

There’s a million ways to see the things in life
A million ways to be the fool
In the end of it, none of us is right
Sometimes we need to be alone

No no no, leave me alone

I want out–to live my life alone
I want out–leave me be
I want out–to do things on my own
I want out–to live my life and to be free

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s