La Legendaria Guitarra Flamenca


Paco De Lucía. Guitarrista español nacido Francisco Sánchez Gómez en Algeciras un
21 de diciembre de 1947, considerado como el más grande guitarrista flamenco de todos los tiempos; no sólo eso sino que además experimentó con el jazz y otros géneros e hizo internacional el sonido de la guitarra española en todo el mundo.
Hermano menor de una saga de guitarristas algecireños como Ramón de Algeciras y Pepe de Lucía ( así se llamaba su madre), pronto empezó a destacar con las seis cuerdas, siendo influido por grandes guitarristas de la época como Sabicas o El Niño Ricardo, así como empezando a ganar popularidad en concursos locales que le fueron dando celebridad hasta que empezó a grabar sus primeros discos en los años setenta a partir de la publicación de Fuente y Caudal (1973), lo que le proporcionó visado para actuaciones en el extranjero ( Japón, Estados Unidos, Europa).
Fruto de estas giras a partir de 1975, comienza a colaborar con grandes del jazz como John McLoughlin, Chick Corea, Al Di Meola o el gran Carlos Santana. Fruto de estas colaboraciones crecería su fama y su nombre y esto le llevaría a abrir sus miras hacia otros estilos, como en el disco Zyryab (1990) en el que se aprecia mejor la fusión flamenco jazz.
En mi opinión su punto culminante fue la colaboración en el Concierto de Aranjuez con el Maestro Rodrigo en un sublime intercambio de lo flamenco y lo clásico.
Sobre todo, Paco de Lucía será recordado en el mundo del flamenco y de la música general por dotar a la interpretación de la guitarra española de una coherencia melódica y estructural de principio a fin, vaya, una canción en toda regla, como lo es su himno Entre Dos aguas, adalid de la renovación flamenca encabezada por este genio innovador y ecléctico pero orgullosos de sus orígenes que encontró desgraciadamente la muerte en febrero de 2014, aunque siempre vivirá en nuestro recuerdo como aquel que nos estremecía junto a Camarón, aquel que tocaba como los ángeles, aquel que hizo del flamenco un modo de vida y lo renovó de arriba abajo imbuyéndose de otros palos y estilos.
Paco De Lucía, leyenda eterna del flamenco.

El Rock Andaluz Nació en Triana


Triana. Trío andaluz formado en Sevilla en 1974 por los trianeros Jesús De la Rosa ( voz, teclados y letras), Eduardo Rodríguez Rodway (guitarra y coros) y el portuense Juan José Palacios, “Tele” (batería), famosos por abanderar un estilo muy popular en el Sur de España durante los setenta y ochenta, el llamado Rock Andaluz, caracterizado por mezclar elementos del rock, jazz , psicodelia y rock progresivo con florituras vocales aflamencadas, lo que otorga a este género un sello muy particular, cuyos miembros más destacados son los mismos Triana, los sevillanos progresivos Gong y Smash, Alameda, Cai y los cordobeses Medina Azahara.
Estos tres talentos, provenientes del grupo psicodélico Tabaca, tenían el firme propósito de fusionar el flamenco con el rock psicodélico y el progresivo, objetivo que se plasmó fielmente en sus tres primeros álbumes: El homónimo Triana, conocido como El Patio (1975), contiene canciones míticas en su repertorio como En El Lago y Abre la Puerta, planteados como viajes lisérgicos y embaucadores de sensaciones, muy al gusto de la época. Su segundo LP, Hijos del Agobio (1977), adquiere un cariz más reivindicativo y de protesta, siendo tiempos de cambio en el país, lo que se refleja en canciones como Rumor o ¡Ya Está Bien!. La tercera entrega, Sombra y Luz (1979), incorpora más elementos jazzísticos y con mayor presencia de guitarra eléctrica, aunque resulta más oscuro y menos comercial de los anteriores, con temas como el homónimo o Una Historia.
A partir de este punto, hay un giro hacia algo más pop, más vendible, más de radio fórmula, aunque siguen siendo Triana en lo esencial, refrendándose esto en su primer número 1, la apoteósica y magnífica Tu Frialdad, perteneciente al álbum Un Encuentro (1980). Su siguiente trabajo, Un Mal Sueño (1981), con canciones como Es Algo Maravilloso y Noche de Amor Desesperada, mucho más poperas, así como su último LP, Llegó el Día (1983), con el tema homónimo como el más largo jamás grabado por la banda son la antesala de la desgracia y su forzado canto del cisne, puesto que el 14 de octubre de 1983 perdía la vida en accidente de tráfico su alma mater, Jesús De La Rosa, siendo esto fatídico no sólo para Triana,-que quedaron huérfanos de hermano, de ideas y de música, como dicen ellos,- sino también para el pop rock español, el cual sólo cinco meses antes había perdido también en la cuneta a otra joven promesa como Eduardo Benavente, líder de Parálisis Permanente.
A partir de aquí se produjeron varios intentos de retomar el proyecto, Eduardo Rodríguez Rodway inició una carrera en solitario en los ochenta y a mediados de los noventa Juan José Palacios ” Tele” relanza la banda, aunque también fallecería en 2002 quedándose sus derechos su difunta esposa y vendiéndoselos a los músicos contratados por su esposo, quienes lanzaron bajo el nombre de Triana un controvertido álbum que irritó a sus más acérrimos fans.
Triana, el poder del embrujo andaluz unido a las tendencias más en boga de los setenta y ochenta que terminaron en un nuevo estilo que les debe casi todo: el Rock Andaluz.
…Porque A Mí Me Atormenta En El Alma…Tu Frialdad…!

La Niña del Flamenco


Niña Pastori. Nacida María Rosa García García en San Fernando, Cádiz, esta paisana del maestro Camarón de la Isla ( dicen que es su versión femenina), hija de la cantaora Pastori ,-de ahí lo de la Niña de la Pastori- y mujer del productor y percusionista Julio Jiménez Borja “Chaboli“, es sin lugar a dudas y junto a la granaína Estrella Morente, la mejor cantaora del momento, el presente y futuro del mundo flamenco.
Ya empezó a despuntar desde niña con esa voz de chorro aguda y desgarrada, típica de la etnia gitana pero con matices pseudo líricos que encantaron a su mecenas Camarón y a otras estrellas como los guitarristas Paco de Lucía y Vicente Amigo y el cantante gaditano Alejandro Sanz, con quien hizo un dúo en su tema insignia, Cai, una joya flamenca de pies a cabeza.
Estos contactos le hicieron entrar en el mundillo musical de las discográficas y radio fórmulas, lo que unido a los buenos consejos y producciones de su marido Chaboli le han hecho llegar a lo más alto del arte jondo. Canciones como Tú me Camelas, Amor de San Juan, las versiones Puede ser... de Los Chichos, Cuando Nadie Me Ve de Alejandro Sanz o un estremecedor Ave María de Schubert pasado por el tamiz gitano y flamenco, han elevado a Niña Pastori al panteón de ilustres de la música tradicional y moderna española, siendo ya a sus 36 años una clásica en vida.
Aún a sabiendas que el flamenco no es ni de lejos mi estilo favorito, reconozco que Niña Pastori es mi debilidad por ese Cai embrujador y embaucador que me trae imborrables recuerdos de mis veranos en el Puerto de Santa María: las fiestas en la Playa del Buzo, los pescaítos fritos de Romerijo, el Papi y sus patatas fritas, los atardeceres en Sanlúcar… ese mágico mundo recreado por esta Niña gitana con voz de ángel rebelde que me pone los pelos como escarpias.
Cai se bebe el sol…Cai es la brisa marinera… Y que remienda tu corazón…Con la sonrisa más morena, Niña…!

Granada es Flamenco, Granada es Rock

He aquí el ejemplo: El LP Omega, firmado en 1999 por Enrique Morente, el flamenco, y Lagartija Nick, el rock.
De un lado, el maestro, el que encandila con su voz salida desde las entrañas de su arte y duende; transgresor, investigando siempre en los entresijos de la música, para él sin fronteras;amante de su tierra granaína y sus poetas (esta canción es un poema de Lorca),Artista, hijo y padre de artistas, grande entre los grandes.
Descanse en paz, quede siempre su arte con nosotros.
Por otro lado,Lagatija Nick, los músicos, rockeros a medio camino entre el noise y el trash, herederos del grupo 091, mejorando a cada paso, al servicio del maestro Morente.
Juntos parieron este Omega, controvertido, distinto, innovador, brillante.
Larga vida al flamenco rock.