The Trashmen : Surfin’ Bird

Hoy hablaremos de un fenómeno que se daba mucho en los albores de la industria musical del rock: nos referimos a los grupos que tomaban una canción o parte de ella y la hacían suya sin ningún miramiento, sin pedir permiso, únicamente porque les gustaba o porque se la habían recomendado, o simplemente entregado para grabarla. Eran tiempos donde imperaba la impunidad en cuanto a los derechos de autor, donde el artista o compositor no estaban lo suficientemente protegidos y algunos buitres disfrazados de representantes iban ofreciendo las canciones de un banda a otra. Esta es la historia de uno de los mayores plagios  del rock en sus inicios, porque no fue una canción la  que se plagió… fueron dos.

En 1963, The Trashmen era un grupo de Minneapolis basado en el incipiente sonido Surf, (el cual a su vez había surgido del garaje pero incorporando largas líneas de riff de guitarra melódica), y su trayectoria era más bien modesta, hasta que ese año oyeron dos canciones que tocaban en directo The Sorensen Brothers y un disc jockey local les convenció para que las versionearan. Dichas canciones eran Bird Is The Word y Papa-Oom-Mow-Mow, ambas del cuarteto afroamericano The Rivingtons, los cuales mezclaban el doodoowap coral de voces armónicas con el rock and roll.

Así pues, The Trashmen publicaron Surfin’ Bird como single el 13 de noviembre de 1963, producido por Jack Bates a través del sello Garrett, consiguiendo alcanzar el número 4 en listas US y vendiendo la friolera de 32.000 copias solo en su primera semana, mediante la fórmula de mezclar ambas canciones y hacerla una sola, incluyendo un frenético ritmo y añadiendo la voz nasal del batería y cantante Steve Wahrer, el cual añadía movimientos de ave en el escenario para mayor regocijo de su fans. El problema fue cuando Wahrer incluyó como autores  de “su” canción a The Trashmen‘, ante lo cual  The Rivingtons, que en un principio habían transigido en que estos les cogieran prestados los temas, se querellaron consiguiendo que en los créditos figuraran los autores originales: Frazier, White, Turner y Wilson.

Al final, The Trashmen lograron grabar su disco Surfin’ Bird (1964), el cual se convirtió en un gran éxito, aunque la fiebre del sonido surf se fue diluyendo con la llegada de la British Invasion y acabaron disolviéndose en 1967, si bien luego se volverían a reunir en 1982 hasta la muerte de Steve Wahrer en 1989. Luego han hecho tours a partir de 2007 junto a bandas del Revival surf como The Neanderthals, The Boss Martians o The Untamed Youth.

Sobre estas líneas os dejamos varias actuaciones de The Trashmen, una de 1965 y otra de 2008. Bajo estas líneas os dejamos las originales de The Rivingtons, Surfin’ Bird (titulada originalmente Bird Is The Word) y Papa-Oom-Mow-Mow, donde se puede apreciar el cambio de estilo respecto a The Trashmen.

Surfin’ Bird ha tenido muchas versiones de gente ilustre como The Cramps, The Ramones ( mi cover favorito, incluido en su LP de 1978 Rocket To Russia) la banda techno Orbital, los australianos Silverchair o The Queers.

En lo que a formar parte de una banda sonora se refiere, Surfin Bird aparece en la mítica película de Kubrick La Chaqueta Metálica (1987), en una escena apoteósica. También aparece en la serie animada Family Guy en un hilarante sketch y la tenemos asimismo la versión de Big Bird ( en España Caponata) en el programa Sesame Street.

Surfin Bird es toda una paranoia sonora, precursora del sonido surf unido a los juegos vocales, en la cual The Trashmen basaron su repertorio y que ha sido de inspiración para muchas melodías ulteriores que tienen como nexo en común este pájaro surfero con poco mensaje en sus letras pero mucho ritmo en sus alas. No hay más que ponerles esta canción a dos niños para comprobar los efectos beneficiosos que produce el aleteo de esta ave surfera.

A-well-a, everybody’s heard about the bird
Bird, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird, bird, bird, the bird is the word
A-well-a, bird, bird, bird, well, the bird is the word
A-well-a, bird, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird, bird, bird, well, the bird is the word
A-well-a, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird, bird, bird, well, the bird is the word
A-well-a, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, don’t you know about the bird
Well, everybody knows that the bird is the word
A-well-a, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a
A-well-a, everybody’s heard about the bird
Bird, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, don’t you know about the bird
Well, everybody’s talking about the bird
A-well-a, bird, bird, b-bird’s the word
A-well-a, bird
Surfin’ bird
Bbbbbbbbbbbbbbbbbb, aaah
Pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa
Pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa-ooma-mow-mow
Papa-ooma-mow-mow
Papa-ooma-mow-mow, papa-ooma-mow-mow
Papa-ooma-mow-mow, papa-ooma-mow-mow
Ooma-mow-mow, papa-ooma-mow-mow
Papa-ooma-mow-mow, papa-ooma-mow-mow
Papa-ooma-mow-mow, papa-ooma-mow-mow
Oom-oom-oom-oom-ooma-mow-mow
Papa-ooma-mow-mow, papa-oom-oom-oom
Oom-ooma-mow-mow, papa-ooma-mow-mow
Ooma-mow-mow, papa-ooma-mow-mow
Papa-a-mow-mow, papa-ooma-mow-mow
Papa-ooma-mow-mow, ooma-mow-mow
Papa-ooma-mow-mow, ooma-mow-mow
Papa-oom-oom-oom-oom-ooma-mow-mow
Oom-oom-oom-oom-ooma-mow-mow
Ooma-mow-mow, papa-ooma-mow-mow
Papa-ooma-mow-mow, ooma-mow-mow
Well, don’t you know about the bird
Well, everybody knows that the bird is the word
A-well-a, bird, bird, b-bird’s the word
Papa-ooma-mow-mow, papa-ooma-mow-mow
Papa-ooma-mow-mow, papa-ooma-mow-mow
Papa-ooma-mow-mow, papa-ooma-mow-mow…

Eagles Of Death Metal : I Only Want You

Resulta muy complicado hablar de una banda como esta sin obviar el paradigma que les aconteció hace poco y que marcó para bien o para mal el
resto de su carrera, principalmente porque Eagles Of Death Metal es una banda que no se merece que se le asocie con un suceso tan luctuoso y abominable como el que sucedió en la sala Bataclan de París la noche del 13 al 14 de noviembre de 2015, donde perdieron la vida 89 personas debido a un atentado terrorista ( y ellos pudieron escapar de milagro por el backstage). Eagles Of Death Metal son mucho más que solamente el grupo que tocaba aquella noche en Bataclan y desde aquí queremos rendirles nuestro más sincero homenaje.

Allá por 1998 el cantante Jesse Hughes (que había participado en el proyecto a favor del Stoner Rock The Dessert Sessions y prestaba la voz al grupo Fatso Jetson) y el inimitable Josh Homme (a la sazón alma mater de Queens Of The Stone Age y antiguo guitarrista de la banda stoner Kyuss, además de copartícipe junto a Dave Grohl y John Paul Jones de la superbanda Them Crooked Vultures) decidieron unir sus fuerzas como un proyecto paralelo, -nunca temporal- a QOTSA, ya que Homme declaró tener “esquizofrenia musical”. Sin embargo, debido al éxito de este último con QOTSA no fue hasta 2004 cuando saldría publicado su primer álbum, Peace, Love and Death Metal.

Los de Palm Desert, cuna del Stoner, quisieron alejarse de esa etiqueta (y por supuesto tampoco practican Death Metal aunque su nombre irónicamente así lo indique), acercándose más a un estilo Rockabilly o punkabilly si se quiere, con destellos de blues rock y el Garage absolutamente incrustado en su ADN, con guitarras potentes, baterías básicas pero contundentes y un bajo testimonial, muy en la línea del resurgir del género de la pasada década con The White Stripes o The Black Keys. Ejemplo de esto último es el tema que hemos escogido de EoDM, I Only Want You, extraído como primer single del primer álbum antes mencionado, producido por Josh Homme a través del sello AntAcidAudio, todo un bofetón sonoro que entronca con el rockabilly clásico pero que bebe del Stoner como influencia base y de falsetes muy setenteros fruto del pasado funky de Hughes y de la querencia por este artificio de Homme.

Como ejemplo de la personalidad de este dúo contaremos la anécdota de su gira como teloneros junto a Guns N’ Roses en 2006, cuando no fueron bien recibidos por el público en Cleveland y Axl Rose les desprestigió en directo durante su actuación, llamándolos Pigeons Of Shit Metal. Ellos, ni cortos ni perezosos, respondieron mediante un escrito lleno de alusiones a canciones de GNR de la siguiente manera:
First, the audience refused to Welcome us to the jungle, but by the time we took our final bow, it had become paradise city. Although Axl tried to November rain on our parade, no sweet child o’ mine can derail the EofDM night train. We say: live and let die“.
(“Al principio, la audiencia se negó a darnos la bienvenida a la selva, pero llegado el momento de hacer nuestra última canción, todo se había convertido en la ciudad del paraíso. Y aunque Axl trató de convertir nuestra fiesta en una lluvia de noviembre, ningún dulce niño mío puede hacer descarrilar el tren nocturno de EofDM. Nosotros decimos: vive y deja morir”.)
Decir que Jesse Hughes se hizo un tatuaje en el brazo que reza “Pigeons Of Shit Metal”

A continuación os dejamos con varias actuaciones en directo de EoDM interpretando I Only Want You

Os dejamos también vídeos de sus temas más célebres después de este como I Want You So Hard, Kiss the Devil ( el tema que interpretaban cuando aconteció el atentado) y Complexity, uno de sus últimos temas.

Por último os dejamos el fatídico momento del atentado, sus reacciones posteriores y la actuación que hace poco realizaron en París junto a U2 en homenaje a las víctimas.

Alguien dijo que lo que no te mata te hace más fuerte y Eagles Of Death Metal han sobrevivido a una tragedia como esta saliendo muy reforzados de la misma en cuanto a la maravillosa actitud mostrada por Hughes y Homme respecto al tema, no rehuyendo en ningún momento contar sus sentimientos al respecto, y por otro lado se han dado a conocer al público mainstream de una forma que igual no hubiesen querido pero con resultado muy positivo, aunque producto del morbo de ser quienes tocaban en Bataclan en aquel momento.

Homme y Hughe
s, ha quedado demostrado, son mucho más que esos tipos que corrían despavoridos hacia el backstage. Son dos pedazo de artistas. Pero sobre todo, dos pedazo de personas.

When I feel like you get too close I put you right down
I never really leave I just slip away
And it’s not my purpose to break your spirit
I’m not really interested in what’s in your heart
I don’t want you to fall in love now so please don’t start

I only want you
I only want you
I only want you
I only want you

I know that it’s terribly cruel but then I like it
Because you tried to love me I just can’t stay
And I’m not gonna lie just to spare you feelings
‘Cause watching you suffer feels much better to me
I’m about to lay destruction on you
I’m not the lover man that you want me to be
I said well…

I only want you
I only want you
I only want you
I only want you

Now you see once you get too close
I put you right down
I never really leave I just slip away
But it’s not my purpose to break your spirit
I’m not really interested in what’s in your heart
But now I have to lay destruction on you
I’m not the lover man that you want me to be
I said well…

I only want you
I only want you
I only want you
I only want you

Un Garaje de Börlange


Mando Diao. Grupo sueco procedente de Börlange formado en 1995 como Butler por los cantantes Gustaf Norén y Björn Dixgård junto a Carl-Johan Fogelklou y Mats Björke, comenzando su andadura con un estilo delicado pero mórbido y con constantes cambios en la formación, hasta que un día Dixgård topó con Norén en un garaje de un amigo y le persuadió para que se uniera al grupo, al que cambiaron el nombre a Mando Diao ( debido a un sueño de Dixgárd) y comenzaron a desplegar un rock cercano al garaje de los sesenta, con tintes románticos pero también con mucho ritmo y despliegue sonoro potente, relevándose en las voces Norén y Dixgård según sea la canción más animada o lenta.
Su primer álbum, Bring’Em In (2002) fue un rotundo éxito de crítica y ventas, con repercusión inmediata en el Reino Unido gracias a sus singles iniciales Motown Blood ( muy retro y con tintes afros) y la fantástica Sheepdog, su gran éxito y un homenaje al sonido Beat de los sesenta , así como otros grandes temas como la balada Mr. Moon a cargo de Dixgård, la enorme Paralyzed, que llegó lejos en listas, The Band como homenaje a la banda homónima, Sweet Ride y To China With Love. En Japón tuvo un éxito sin precedentes.
Sus siguientes discos bajan drásticamente el nivel de este espectacular álbum, en parte debido a los rifirrafes entre los dos líderes, Hurricane Bar (2005), en el que destaca su single God Knows (Banda sonora del FIFA 2006) y Ode To Ochrasy (2006), álbum conceptual con 14 temas referidos cada uno de ellos a un personaje, del que destaca Long Before Rock and Roll.
Sus siguientes álbumes han ido decayendo en calidad pero les han reportado ingresos suficientes como para seguir dando conciertos por todo el mundo y agrandando su fama, especialmente en los festivales como Benicassim, Rock Am Ring o Reading.
También ha sido famoso su apoyo a la banda The Bravery a quien les ofrecieron ser sus teloneros en 2005.
Sea como fuere, Mando Diao resulta una banda muy interesante, con un toque de calidad innegable, originalidad pero sin renunciar a influencias sesenteras y setenteras, aparte de ser una banda con componentes físicamente agraciados como Norén, que han arrastrado multitud de groupies allá donde han ido. Mando Diao, el nombre del garaje sueco.
Don’t Let Them Closer To His Secret… That I May Love You…!

El Amor Según Arthur Lee


Love. Banda norteamericana formada en Los Ángeles en 1966 por el primer hippie negro y predecesor de Jimi Hendrix, el cantante, guitarrista y compositor Arthur Lee, junto al guitarrista y segundo de a bordo Bryan McLean, el bajista Johnny Fleckenstein y el batería Don Conka, la cual revolucionó el panorama musical de la época, siendo considerados unos adelantados a su tiempo, y si bien se valora muchísimo su trayectoria pop, hay que decir que en es en su primer disco de 1967, Da Capo, donde aparecen temas como 7 & 7 Is que supone la piedra de toque para el llamado Proto punk que más tarde desarrollarían formaciones como MC5.
Todo ello influiría primero en grupos como Led Zeppelin o Jefferson Airplane, siendo además precursores de la psicodelia con su segundo álbum de 1967, el mítico y reconocible por su portada Forever Changes, uno de los discos que más ha contribuido a la música posterior.
Además hubo un genio que bebió de las fuentes de Arthur Lee y lo tuvo como icono absoluto: se llamaba Jimi Hendrix, quien le debe mucho a Love en su estilo con la guitarra y a su forma de cantar.
Y es que Love es un grupo con poca producción original ( sólo dos discos como banda, luego Lee puso ese nombre a sus discos con músicos de sesión y disolvió Love), pero son señas de identidad cultural del pop rock, obras maestras de culto de los inciso del movimiento musical en Norteamérica.
A continuación nuestras diez mejores canciones de Love en nuestra opinión: And More Again, Your Mind And Me We Belong Together, A Message To Pretty, My Little Red Book, The Red Telephone, She Comes in Colors, Alone Again Or, ! Qué Vida!, A House is Not A Motel y la fantástica y arrebatadora 7 & 7 Is.
Grupazo fantástico a la vez que breve, icónico aunque poco aclamado hoy día, pero con un bagaje y un poso que influyó de tal forma en sus sucesores que cuesta encontrar un solo grupo o artista de los últimos sesenta y primeros setenta que no se hayan sentido atraídos por el reto o psicodélico en ocasiones, proto punk en otras, edulcoradamente pop en otras más, de una banda legendaria con un líder sublime y excelso que concentró su talento en dos maravillosas joyas del rock. Arthur Lee, el inmortal padre artístico de Jimi Hendrix.
Trapped Inside a Night But I’m A Day and I Go… Oop Ip Ip Oop Ip Ip Yeah…!

En El Garaje de BRMC


Black Rebel Motorcycle Club. Banda norteamericana afincada en Los Ángeles pero oriunda de San Francisco formada en 1998 por Peter Hayes y Robert Been ( que comenzó su carrera con el pseudónimo Robert Turner para evitar ser asociado con su padre Michael Been, líder de The Call), turnándose ambos a la guitarra, bajo y voz, acompañados de la batería Leah Shapiro ( quien a partir de 2008 sustituyó a Nick Jago), caracterizados por desplegar, sobre todo en sus dos primeros discos, B.R.M.C. (2001) y Take Them On, On Your Own (2003), un fantástico estilo punk rock salpicado de garaje con similitudes con The Stooges, The Ramones, The Doors o bandas ochenteras como Spacemen 3, aunque también desarrollan ritmos más pausados y densos que se presentan como herederos directos del shoegazing y la neopsicodelia británica como My Bloody Valentine, Ride o muy en particular The Jesus and Mary Chain.
A partir de su tercer álbum, Howl (2005),  su estilo da un giro ligeramente retro hacia atmósferas más folk, rock, blues, incluso gospel, sin perder en absoluto su esencia garajero y su look de macarras cincuenteros, no en vano su nombre está tomado de la banda de moteros que acompañaban a Marlon Brando en el film Salvaje ( The Wild One, 1953), sustituyendo a su primigenio nombre, The Elements- el cual se cambiaron por haber otra banda ya registrada con el mismo-. En cuanto a inspiración seco positivas, BRMC beben de la generación Beat de la mano de autores como Allen Ginsberg ( a quien deben el título Howl de su álbum homónimo). Aunque sobre todo Black Rebel Motorcycle Club han adquirido sin duda notoriedad por abanderar la llamada New Rock Revolution de principios de siglo junto a otros ilustres grupos coetáneos como Kings of Leon, The White Stripes o The Strokes, aunque últimamente se han ido desmarcando de dicho movimiento para enarbolar la bandera de la protesta social en canciones de rebeldía y oposición a la administración Bush. Ahora pasaremos a mencionar sus mejores canciones en nuestra opinión de peor a mejor en orden descendente: Ain’t No Easy Way, We’re All in Love, Let The Day Begin, Love Burns, Beat The Devil’s Tattoo, Red Eyes and Tears, Weight Of The World, As Sure As The Sun, la maravillosamente trepidante Whatever Happened To My Rock And Roll y la cadenciosa y envolventemente garajera Spread Your Love, símbolo de la elegancia rebelde de unos modernos que han hecho del garaje su hábitat natural, envolviéndose de una aureola de culto pero a su vez funcionando bastante bien en ventas, con ganas de hacer historia pero sin ganas de venderse bajo ningún concepto.
Spread Your Love Like A Fever…And Don’t You Ever Come Down…!

Museo Sexual Sonoro


Sex Museum. Banda madrileña formada en 1985 por los hermanos Miguel y Fernando Pardo (voz y guitarra respectivamente) junto a Jimmy de la Brena a la batería , José Lanot a la guitarra y José Luis Hernández “McCartney” al bajo. Tras cambios sucesivos de componentes y el paso de dos miembros muy importantes como Pablo Rodas (bajista entre 1992 y 2005) y Kiki Tornado a la batería (entre 1993 y 2000), la formación actual la componen los hermanos Pardo junto a Marta Ruiz al Hammond, Javi Vacas al bajo y Roberto Lozano “Loza” a la batería, aunque todos ellos tienen sus proyectos paralelos.
Sex Museum se formó en torno a la emergente escena Mod de Madrid junto a bandas emblemáticas del movimiento como Los Contentos, Los Flequillos o Los Negativos, apreciándose en sus primeros trabajos influencias de Rhythm & Blues, música negra, soul y rock and roll clásico, comenzando a finales de los ochenta y principios de los noventa optar por un estilo ligeramente psicodélico y con un marcada reminiscencia garaje producto del revival que por aquellos años había experimentado entre las bandas madrileñas.
Así poco a poco, y en la medida que los sucesivos cambios de formación lo permiten, los hermanos Pardo van desarrollando un sonido propio, intenso, que bebe de las fuentes de The Dictators o The Nomads y que se retroalimentan con bandas coetáneas madrileñas como Los Coronas  (creados por el propio Fernando al querer hacer temas instrumentales) o La Vacazul, consiguiendo penetrar y triunfar en la tupida maraña de circuitos de garitos y salas de conciertos de la capital y aledaños que realmente ha sido lo que les ha granjeado un merecido respeto y un respetable grupo de fans de culto que les siguen allá donde van ( que suele ser lleno asegurado).
Ahora escogeremos diez de sus temas de todas las épocas, ya que cuentan con una docena de LPs y multitud de singles y Eps, de los que me quedo con Independence (1989), su mejor álbum de largo y al que pertenece esta canción, aunque no podemos obviar Sparks (1994) o su último trabajo Big City Lies (2014). Estos son de peor a mejor sus diez mejores temas en nuestra opinión: Sink Pisser, Speedkings, Troubles Always Troubles, CIrcles In The Salt, Living In The Sun, Can You Stand My Love,  Voodoo House, Two Sisters, I Enjoy The Forbidden y I’m Moving.
Nos dejamos mucho en el tintero de este Museo Sexual que tan buenos momentos ha dado al respetable público que los ha ido a visitar y que ha repetido siempre que ha podido. Además, un dato significativo es que son el único grupo español ( junto a Josele Santiago de Los Enemigos) que ha aparecido  en la portada de la prestigiosa revista Ruta 66.
Como dice mi buen amigo Georgie Matthaus, no te puedes morir sin ver a los Sex Museum.
Procuraré hacerle caso.
I’m Moving…!