Tom Waits : Hold On

En la entrada de hoy no me remitiré a hablar de una sola canción – aunque obviamente sí que centraré en ella un poco más que en el resto-porque sería una falta de respeto a toda la trayectoria musical y profesional de este extraño talento que nos ocupa, un talento oscuro, distraído, rozando lo bizarro, pero con una creatividad y sensibilidad demoledora. Un crítico dijo una vez que su voz suena como si le hubieran bañado y macerado en bourbon y después hubiese sido atropellado por un coche. Estamos hablando del inefable, del inclasificable, del inolvidable Tom Waits.

Este californiano nacido en Pomona en
1949 ya desde niño fue autodidacta en el aprendizaje del piano, instrumento que como otros muchos, tales como la guitarra y el acordeón, domina a la perfección. Embelesado por el jazz, el blues y el soul y cautivado por los escritores de la generación Beat como Jack Kerouac y Charles Bukowsky, Waits fue forjándose poco a poco una imagen de artistas sui generis, un cantautor atemporal inspirado en el vodevil y en la imagen del homeless alcohólico que se refrendaron en su primer álbum, Closing Time, y aunque no tuvo mucha repercusión, curiosamente empezaron a popularizarse sus canciones a través de versiones de otros artistas que le fueron otorgando prestigio y respeto entre los críticos y compañeros de profesión.

Hold On, buen ejemplo de espectacular tema de Tom Waits ( aunque podríamos haber elegido otros cien igualmente geniales), pertenece a su decimotercer álbum de estudio, Mule Variations (1999) y supone una de esas extrañas melodías a caballo entre el susurro y el lamento, entre el desdén y el talento, arrancando unos sonidos vocales al alcance de casi nadie que le confiere una estela maldita de vicios y excesos incontrolables con el tabaco y el alcohol pero que a su vez le otorgan una sensibilidad sobrenatural para componer maravillosos esbozos líricos. Hold On, aguanta, resiste, sigue a mi lado pase lo que pase y no te fallaré, dualidad entre esperanza y decepción, entre encanto y masoquismo, Waits sabe reflejar como nadie el lado agridulce de la vida.

Sobre estas líneas os dejamos una fenomenal versión de Hold On en directo de 1999. Además os dejamos una serie de vídeos donde vemos en primer lugar un fenomenal cover de Hold On de Waits a dúo con Emily Kinney.

Por otro lado no nos queríamos despedir hoy sin recordar la fenomenal huella que ha dejado este fenómeno raro y atípico a través de la influencia que ha dejado con canciones que otros han hecho suyas pero que pertenecen al calenturiento cerebro de este horrendo genio lleno de adicciones. En primer lugar hemos rescatado Jersey Girl en versión de Waits y de Bruce Springsteen, luego lo mismo con su original Downtown Train y la famosísima de Rod Stewart y por último con Ol’55 y el cover de The Eagles.

Para despedirnos os dejamos
Con dos joyas: un concierto de Tom Waits dentro de la serie storytellers y su arrebatadora versión del
Himno oficioso australiano Waltzin’ Mathilda.

Genio único, underground y marginal que ha logrado el reconocimiento de la crítica internacional y de su cada vez más nutrido y fiel grupo de incondicionales fans, Tom Waits pasa por ser el reflejo de un artista hecho y macerado a sí mismo, con sus miserias y grandezas, pero siempre y ante todo, Tom Waits.

They hung a sign up in our town
“if you live it up, you won’t
live it down”
So, she left Monte Rio, son
Just like a bullet leaves a gun
With charcoal eyes and Monroe hips
She went and took that California trip
Well, the moon was gold, her
Hair like wind
She said don’t look back just
Come on Jim

Oh you got to
Hold on, Hold on
You got to hold on
Take my hand, I’m standing right here
You gotta hold on

Well, he gave her a dimestore watch
And a ring made from a spoon
Everyone is looking for someone to blame
But you share my bed, you share my name
Well, go ahead and call the cops
You don’t meet nice girls in coffee shops
She said baby, I still love you
Sometimes there’s nothin left to do

Oh you got to
Hold on, hold on
You got to hold on
Take my hand, I’m standing right here, you got to
Just hold on.

Well, God bless your crooked little heart St. Louis got the best of me
I miss your broken-china voice
How I wish you were still here with me

Well, you build it up, you wreck it down
You burn your mansion to the ground
When there’s nothing left to keep you here, when
You’re falling behind in this
Big blue world

Oh you go to
Hold on, hold on
You got to hold on
Take my hand, I’m standing right here
You got to hold on

Down by the Riverside motel,
It’s 10 below and falling
By a 99 cent store she closed her eyes
And started swaying
But it’s so hard to dance that way
When it’s cold and there’s no music
Well your old hometown is so far away
But, inside your head there’s a record
That’s playing, a song called

Hold on, hold on
You really got to hold on
Take my hand, I’m standing right here
And just hold on

Anuncios

Frank Sinatra : Fly Me To The Moon

A veces sucede que los artistas se benefician del trabajo de otros para sacar provecho del mismo adaptándolo a su idiosincrasia y a sus características vocales y culturales, de tal manera que parezca que el resultado obtenido es única y exclusivamente fruto de su trabajo (o de sus más estrechos colaboradores) y que toda elucubración ulterior a propósito de la procedencia de ese trabajo sea vana y raramente atribuible a alguien ajeno a ellos.
Este hecho fue muy común en el show business norteamericano de mitades de los sesenta, cuando estaba explosionando el fenómeno single y las canciones por sí mismas comenzaron a tener un valor incalculable como vía de éxito inmediato si la misma calaba y gustaba, por lo que hubo verdaderos expertos de búsquedas de temas antiguos ( y no tanto), de calidad y no muy conocidos que se dedicaron a adaptarlos a su conveniencia popularizándolos y en definitiva haciéndolos suyos de una manera irremisiblemente definitiva.

Uno de esos grandes borrowers de la historia de la música fue el grandísimo actor y crooner italoamericano Frank Sinatra, quien sabía mover perfectamente sus hilos para apoderarse de los temas que le hacían tilín y que le iban como anillo al dedo a su portentosa capacidad vocal. Un ejemplo ya lo vimos cuando hablamos de Jim Croce, a quien versioneó Bad Bad Leroy Brown haciéndola suya y pareciendo más antigua que la original. En esta ocasión hablaremos de una de mis canciones favoritas de The Voice – bueno, de las interpretadas por el entre otros muchos artistas-: se trata de Fly Me To The Moon.

Esta espectacular joya de jazz (aunque también se ha convertido en swing incluso bossanova), cuya letra habla de los deseos de alguien de ser encandilado y querido por su media naranja, fue titulada originalmente In Other Words, y su autor fue el compositor neoyorquino Bart Howard, quien la escribió en 1954 para ser cantada en cabarets, principalmente por Felicia Sanders (quien no la grabaría hasta 1959). Debido a su primera estrofa, el tema comenzó a ser conocido como Fly Me To The Moon, aunque pasarían algunos años hasta que Howard le cambiara oficialmente el título. La primera grabación registrada de la canción fue la de Kaye Ballard en ese mismo año en el programa de TV The Mothers in Law a través de Decca Records.En 1956 Portia Nelson la incluiría en su LP Let Me Love You y Johnny Mathis haría lo propio incluyéndola por primera vez como Fly Me To The Moon.

En 1962 Joe Harnell hizo una versión instrumental titulada Fly Me To The Moon- Bossa Nova alcanzando el número 14 en listas, siendo la versión que más lejos llegaría en listas. Así llegamos a 1964, año en que Frank Sinatra la descubre incluyéndola en su LP It Might As Well Be Swing junto al director de orquesta y pianista Count Basie, convirtiéndose en la versión más popular de las mismas y en la que muchos consideran la original. Tony Bennett realizó un cover un año más tarde pero la versión de Sinatra ya se había extendido como la pólvora.

Después de esto, muchísimos artistas  han versioneado el tema ( casi todos basándose en el cover de Sinatra) y tomaremos aquí los ejemplos más relevantes ya que son incontables las veces que se ha retomado.
Tenemos a gente como Shirley Bassey, Nat King Cole o Ella Fitzgerald, monstruos del jazz y del swing que ayudaron a engrandecer aún más el tema.

También artistas como Sara Vaughan,
Tom Jones,
la brasileña Astrud Gilberto o el valenciano Bruno Lomas pusieron su granito de arena en cuanto a versiones de este tema se refiere.

Artistas más contemporáneos también se han sumado a esta gruesa lista como Amy Winehouse, Michael Bublé, la espectacular Diana Krall ( mi version favorita) o su marido Elvis Costello han dignificado aún más esta pieza de jazz universal.

El cine y la televisión también han tenido mucho que ver en difundir este precioso tema con ilustres ejemplos como en el film Wall Street, al inicio de la película Disney Wall E, en Barbarella y también sonó en Pluto Nash.

El film romántico Abajo el Amor también contó con este tema para su score, pero el momento más soberbio de cuantos ha protagonizado Fly Me To The Moon en el celuloide es, en mi opinión, la película Space Cowboys en su escena final, no tiene desperdicio.

Fly Me To The Moon se ha convertido por derecho propio en una pieza universal que es agradecida de reinterpretada y que le debe mucho a un Frank Sinatra que aparte de ser un colosal cantante sabe hacerse como nadie con las canciones. Quien nace maestro muere maestro.

Fly me to the moon and
Let me play among the stars
Let me see what spring is like
On jupiter and mars
In other words, hold my hand
In other words, darlin, kiss me
Fill my heart with song and
Let me sing for ever more
You are all I long for
All I worship and adore
In other words, please, be true
In other words, I love you
Fill my heart with song and
Let me sing for ever more
You are all I long for
All I worship and adore
In other words, please, be true
In other words
In other words
I, I love, I love you

  

Nina Simone : My Baby Just Cares For Me

Como ya hemos comentado alguna vez, resulta curioso cómo en ocasiones se descubren canciones, artistas o en este caso, géneros completos de la mano de portadas, carátulas, anuncios o vídeos. La canción que nos ocupa es uno de ellos y además sienta el precedente de ser el primer vídeo musical que yo recuerde hecho con muñecos de plastilina.

El clip mostraba las andanzas de un gato enamorado de una minina cantante de jazz mientras sonaban las notas de un piano, unas escobillas y un contrabajo al son de una voz genuina, inconfundiblemente negra ( o afroamericana), con un timbre que variaba de lo más grave a lo más agudo, guardando silencios, emitiendo susurros y gritando cuando el texto lo requería. Solo una auténtica diva, una reina del jazz, sería capaz de cantar de esa manera.

Nina Simone, nacida Eunice Kathleen Waymon ( que debe su apodo a un novio que la llamaba Niña, en español, y a la cantante francesa Simone Signoret), fue criada en su Carolina del Norte natal en el gospel, destacando ya desde mi joven por su maravillosa voz y por su asombrosa habilidad para tocar el piano, desarrolló una impecable carrera como solista de Jazz, muy influida por el maestro Duke Ellington y siendo musa del compositor George Gershwin, aunque a finales de los sesenta el auge del pop y su compromiso con la liga de los derechos civiles de los afroamericanos ( que desembocaría en el asesinato de Marthin Luther-King) hicieron que emigrara a Europa, primero a Londres y finalmente al sur de Francia donde fallecería a los setenta años de edad en 2003.

My Baby Just Cares For Me, auténtica maravilla del género, fue una composición original de Walter Donaldson con letra de Gus Kahn para la versión cinematográfica obra teatral de 1930 Whoopee!, siendo interpretada en la misma por Eddie Cantor y rescatada por Nina Simone en 1958, quien la adaptó a sus tiempos y mejoró ostensiblemente con alusiones a coetáneas como Lana Turner o Liz Taylor en un alarde de relación posesiva y obsesiva.
Os dejamos una versión de la época a cargo de la banda de Jack Payne y la original de Eddie Cantor para hacerse una idea del cambio que pegó la versión de Simone respecto de la original.

Retomando la versión más conocida de Simone en 1958, incluida en el álbum Little Girl Blue, decir que no obtuvo un éxito inmediato , aunque en los círculos jazzísticos sí fue bastante conocida y reinterpretada por gente como Frank Sinatra.

Pero fue en 1987 a raíz de un anuncio de Chanel Nº 5 protagonizado por Carole Bouquet cuando el estudio Aardman Animations encargó a Peter Lord un vídeo clip de My Baby Just Cares For Me en Claymation ( el arte de la animación con la plastilina como materia prima) que fue todo un éxito llegando al número 5 en UK y al 1 en el Top 50 francés.

Después de esto, la fama de la canción se extendió como la
pólvora y empezaron a llover versiones de artistas prestigiosos como Cyndi Lauper, Natalie Cole o George Michael.

Podríamos añadir mucho más acerca de esta maravillosa pieza de jazz que ha contribuido a dar celebridad al género en los frívolos ochenta y mantenerlo hasta nuestros días más renovado que nunca y en todo su apogeo. No en vano, las ventas de discos de Simone son ahora si cabe mayores que en el momento de su publicación; lo que está claro es que la figura de la llamada “The High Priestess Of Soul” ( la gran sacerdotisa del Soul) salió reforzado suma de cara a las generaciones venideras con esta gloriosa canción que ayudó también a descubrir otros himnos de la artista como I Put A Spell On You, Don’t Let Me Be Misunderstood o la maravillosa Feelin’ Good, todas ellas versioneada a por artistas de nuestro tiempo.

My baby don’t care for shows
My baby don’t care for clothes
My baby just cares for me
My baby don’t care for cars and races
My baby don’t care for high-tone places

Liz Taylor is not his style
And even Lana Turner’s smile
Is somethin’ he can’t see
My baby don’t care who knows
My baby just cares for me

Baby, my baby don’t care for shows
And he don’t even care for clothes
He cares for me
My baby don’t care
For cars and races
Baby don’t care for
He don’t care for high-tone places

Liz Taylor is not his style
And even Liberace’s smile
Is something he can’t see
Is something he can’t see
I wonder what’s wrong with baby
My baby just cares for
My baby just cares for
My baby just cares for me

Lista Spotify #12: Women of Jazz

Hoy 365RadioBlog tiene el enorme placer de presentaros un pedazo de lista Made in Spotify dedicada a las increíbles mujeres que a lo largo de la historia han puesto su enorme talento al servicio de un género sugerente y sublime como pocos: el Jazz.
Completisima. Grandiosa, esta lista recoge canciones emblemáticas e intérpretes míticas tales como Niña Simone, Billie Holliday, Etta James, Eartha Kitt, Nancy Wilson o las coetáneas Norah Jones y la excelsa Diana Krall.
Delicia absoluta todas las (50) canciones que componen esta compilación y que ponen la carne de gallina en cuanto se escuchan estas prodigiosas voces