Viva el Power Mexicano!


Molotov. Banda mexicana formada en 1995 en México D.F. por Miky Huidobro, Ismael ” Tito” Fuentes, el americano Randy Elbright y Paco Ayala, caracterizada por desarrollar un estilo muy atípico para una banda hispanoamericana como es el Rap Rock, también denominado Rapcore, con un poso de protesta y rebeldía ante lo establecido, todo en un tono jocoso, irónico, irreverente, mordaz, contra los poderes establecidos, el clero, la mafia, los narcos, el gobierno, los yanquis y en definitiva todo hijo de vecino, habiendo cosechado un gran éxito en todos los países de habla hispana durante los años noventa, lo que les valieron multitud de premios, reconocimientos y una cantidad ingente de discos vendidos, y todo ello por liderar el llamado movimiento del Power Mexicano, consistente en exaltar las virtudes de su país y condenar sus defectos.
En 1997 publican su primer y más famoso álbum, ¿Dónde Jugarán las Niñas? (Parodiando un título de un LP de Maná), producido por Gustavo Santaolalla y Aníbal Kerpel, quienes, habiéndolos visto en el circuito de clubes de México D.F., convencieron a Universal para que los fichara con un resultado excelente. De este disco provienen sus hits más famosos: la irreverente Puto, Voto Latino, Chinga Tu Madre, Que No Te Haga Bobo Jacobo o Use it Or Lose It.
Fruto de ello fueron nominados al Grammy latino y mencionados por Rolling Stone como una de las bandas latinas más prometedoras del momento. No obstante, su siguiente álbum, Apocalypshit (1998) bajaría muchísimo el listón, aunque el sonido se endurece hacia un estilo más cercano al heavy metal con toques rap como la homónimaque sale en la serie Breaking Bad-,  Polkas Palabras o Parásito.
Dance and Dense Denso ( 2003) supone su vuelta tras cinco años y recuperan cierto prestigio con temas como Frijolero o Hit Me (Gimme Tha Power 2). Su siguiente LP, Con Todo Respeto, se centra en versión ese temas de artistas admirados por ellos como The Clash, The Misfits o Trío, todo en un tono jocoso e hilarante.
Eternamiente (2007), Desde Rusia con Amor (2012) y Agua Maldita (2014) son sus tres últimos trabajos que pasarán sin pena ni gloria.
Lo que está claro es que Molotov pasa por ser uno de los más originales grupos mexicanos de los noventa y de principios del siglo XXI, con conciencia, desparpajo, juegos continuos de palabras y un sonido muy característico. El auténtico Power Mexicano.
Viva México Cabrones…!

Anuncios

Carlitos y su Guitarra


Santana. Nacido Carlos Humberto Santana Barragán en Autlán de Navarro, Jalisco, México, el 20 de julio de 1947, supone la mayor figura latina de la historia de la música, con su excelente manejo de las seis cuerdas que le situó en un reciente ranking entre los veinte mejores guitarristas de todos los tiempos. Su destreza al mástil , junto con su mezcla de rock con samba, cumbia, cha cha cha, salsa y ritmos caribeños le han aupado a los altares, casi desde sus inicios cuando emigrara a los Estados Unidos allá por 1963 desde Tijuana donde se dedicó a emular los sonidos de sus ídolos John Lee Hooker o B.B.King, lo cual, unido al apoyo de su manager y gurú Javier Bátiz, le granjeó actuaciones en festivales como Fillmore West o ya en 1969 poder participar en uno de los eventos musicales más importantes de la historia con tan solo 22 años: Woodstock, donde maravilló con su latina Soul Sacrifice. Con la fama y reputación adquiridas , la carrera de Santana en los setenta va progresivamente creciendo, sobre todo con la publicación del instrumental Abraxas, su mejor álbum en el que se encuentran obras maestras como Black Magic Woman, Gypsy Queen, Samba Pa Ti, Nadie de Quien Depender o la famosísima Oye Como Va, adalid del rock latino.
En 1976 saca el disco Amigos donde se encuentra la legendaria Europa, probablemente una de las más famosas melodías del siglo XX. Después de esto, Santana entra en un socavón creativo, aunque sigue colaborando con otros artistas como Michael Jackson o John Lee Hooker, lo que le da la brillante idea de hacer un disco de colaboraciones. Así nace Supernatural en 1999 convirtiéndose ya desde el primer momento en un hito de ventas, con canciones como la excelente Smooth junto a Rob Thomas de Matchbox 20, Corazón Espinado con Maná, The Calling con Eric Clapton, o Do You Like The Way con Lauryn Hill. Le sucede Shaman (2002),con el mismo concepto, en el que intervienen Michelle Branch en The Game of Love o Chad Krueger de Nickelback con Why Don’t You and I. Posteriormente colaboraría con Steve Tyler de Aerosmith en el celebérrimo tema Just Feel Better.
Esta fórmula permitió a Santana volver al candelero y a sus colaboradores relanzar sus carreras. En cuanto al carismático y simpático Carlitos y su estilo a la guitarra, técnico y ecléctico, perdurará por los siglos de los siglos como el guitarrista latino por excelencia.

La Mano de Manu

A mediados de los ochenta , Manu Chao, parisino hijo de emigrantes gallegos y muy metido en la escena musical alternativa del país galo, se juntó con su hermano Antoine y su primo Santi Casariego para formar su propia banda, a la que bautizaron Mano Negra (en honor sus antepasados anarquistas y a un cómic francés que hacia referencia a la organizacion).
De aquí salió una mezcla de rock, ska, funk, rap, salsa,cumbia,reggae ,incluso folk andino, reunidos en discos gloriosos como Patchanka ,Puta’s Fever o Casa Babylon y plasmados en canciones como Mala Vida, Patchanka, King Kong Five, Noche de Acción o las originalísimas Señor Matanza y Santa Maradona.
En definitiva, grupo ecléctico donde los haya, multilingüe, de múltiples estilos y con muchísima influencia en el devenir posterior de las bandas francesas y latinoamericanas. Manu Chao seguiría el legado en solitario…pero ese es otro capítulo….
Mala vida…!

Llega la murguita bonaerense

Los Fabulosos Cadillacs. O lo que es lo mismo: uno de los grupos sudamericanos que más hits ha colado en listas en los últimos veinte años.
Mezclando rock,reggae,tango,ska,samba, cumbia, cuarteto y lo que se les ponga por delante, estos porteños han conseguido hacer bailar y vibrar a toda una generación y aún siguen sonando en los bares.
Sobre todo hay que decir que han tenido mucho éxito entre los hinchas radicales argentinos, las barras bravas,  quienes han adaptado a sus colores casi todas las canciones del “combo”.
Disfrútenla, pibes!

El himno del Corralito

Corre el año 2001:En Argentina, la situación económica es caótica, se llega a un punto de no retorno en el cual la gente se echa a la calle y empieza a protestar violentamente.

La banda sonora de esta protesta es esta canción que dos años antes firmó la banda Bersuit Vergarabat, unos relocos (como dicen allá), contestatarios, propulsores de las plataformas OPR (Ocupa,Produce, Resiste), y con letras sangrantes antigobierno anticorrupción y anti casi todo.

Mezclando Ska, Rock,Soul,murguita, un poco al estilo Fabulosos Cadillacs pero más auténtico, es otro ejemplo de canciones plagiadas por hinchas. Esta la oí yo en el estadio Monumental de River en 2006. Impagable.

Se viene el ehtashido!

Tomando en la cantina

Esta es la historia de lo que pudo haber sido y no fue. Cuando escuché por primera vez esta canción pensé:qué fuerza, que energía, me gusta.
El problema es el resto del repertorio de Maná. Cuando oyes el disco (cualquiera) de estos mexicanos, te das cuenta de  que se han vendido absolutamente al sistema radiofónico, puesto que indagando en sus orígenes vemos que sus raíces son claramente metaleras, pero las evidencias de singles moñas como Rayando el Sol  o Vivir sin aire ( que son buenas canciones,ojo), desencantan a quien ve en esta banda como algo que realmente no es.
Sirva este “Clavado en un bar” como muestra de que si Fher y los suyos (o su productor) realmente hubieran querido, otro gallo hubiera cantado.
Se salva de este despropósito blandengue un Unplugged que grabaron en 2000…
Aunque en cuanto a repercusión no pueden quejarse,la verdad. No recuerdo ninguna noche que no haya escuchado en algún bar esta canción al menos una vez…

Pasaporte hispano-argentino

Llegaron los noventa en España y los ecos de la movida madrileña aún retumbaban en los oídos de los fans de Tequila, uno de los mejores grupos de rock que haya dado este país (y la República Argentina),cuando Ariel Rot, Andrés Calamaro, Julián Infante  y compañía se embarcaron en una nueva aventura llamada Los Rodríguez .
Menos rockeros que antaño, estos nuevos gurús de la música porteño-madrileña metieron en el mismo saco rock, rumba, milonga, tango y bolero, resultando una mezcla de lo más acertada comercialmente.
Prueba de ello es este Sin Documentos, auténtico himno de la noche, aún hoy día, al que le siguieron muchos más ėxitos hasta su disolución en el 97,momento en que cada uno siguió su camino en solitario.