Los Labios Ardientes del Rock Espacial


The Flaming Lips. Grupo procedente de Oklahoma City formado en 1983 por el alma mater e inductor de las mejores genialidades surrealistas de la banda, Wayne Coyne, junto a su hermano a la voz ( sólo estuvo dos años en la banda), Michael Ivins al bajo y teclados y Dave Kostka , sustituido por Kiph Scurlock a la batería, caracterizado por practicar un estilo muy personal, que bebe de las fuentes en sus inicios del post grunge, del LoFi, del noise, del indie practicado por Pixies o Mercury Rev, y que luego serían imitados por bandas de este siglo como Tame Impala o Foster The People entre otros, con una temática muy innovadora y a la vez rompedora, fuertemente inspirada en los cómics pero además planteando temas universales como la percepción de la luz, la telepatía o los viajes interplantarios, destacando sus primeros álbumes como Heart It Is! (1986) o Hit To The Death in The Future Head (1992), que significó su firma con Warner Bros. Pero hay tres álbumes que suponen un antes y un después en la carrera de The Flaming Lips: Transmission From The Satellite Heart (1993) del que se extrae este hipnótico y naif She Don’t Use Jelly; el excepcional y rompedor estilístico The Soft Bulletin (1999),con el que su música se vuelve más melódica y sinfónica a lo Mercury Rev; y su mejor trabajo para mí, el increíble álbum conceptual futurista Yoshimi Battles The Pink Robots (2002), que incluso fue merecedor de un Grammy y que es una de las mayores joyas que se hayan grabado en el nuevo siglo hasta el momento.
Ahora repasaremos sus diez menores temas en orden descendente de peor a mejor: The Yeah Yeah Yeah Song, Revenge, Shine On Sweet Jesus, What is The Light?, Fight Test, Moth In The Incubator, Evil, Yoshimi Battles The Pink Robots Part 1, la maravillosa Do You Realize?? y su primer gran Hit She Don’t Use Jelly.
Pero, aparte de su impecable trayectoria discográfica, por lo que realmente destacan The Flaming Lips es en sus impresionantes directos, con naves espaciales, muñecos hinchables, disfraces, pintura, bolas de oxígeno que recorren el público con Wayne Coyne dentro…. Tal es así que se les ha catalogado como uno de los 50 artistas que hay que ver antes de morir.
No he tenido aún el gusto, pero me he deleitado con varios vídeos suyos y es algo espectacular, no sólo la puesta en escena, sino su calidad musical y vocal, mejorando incluso los trabajos en estudio y embaucando a la audiencia en un viaje interplanetario, estrambótico y sonoro que no dejarán a nadie indiferente.
She Don’t Use Jelly…or Any of These… She uses Vaaaaaseline…!

Anuncios

Terror en el parque infantil


El Columpio Asesino. Eclécticos, inclasificables, personales, brillantes. Los adjetivos se acaban para definir a esta banda navarra compuesta por los hermanos Álvaro y Raúl Arizaleta, Íñigo Sola, Cristina Martínez y Daniel Ulecia.
Esta banda, en sus principios, fundados en 1999, sus influencias de rock alternativo y post punk engloban a grupos como The Pixies, Sonic Youth o The Clash.
Posteriormente, con la publicación de su primer disco homónimo en 2003, (después de haber ganado el Lagarto Rock Festival de Jaén), fueron usando sintetizadores y sonido Techno más a menudo, lo que ya se nota en su segundo LP De mi Sangre a tus Cuchillas de 2006, en temas como El Evangelista o Sintetizadores Sobre Motos y Guitarras, donde se va apreciando un cariz altamente surrealista en sus composiciones.
En 2008 publican La Gallina, con Cenizas o Yo Soy tu Nombre como más destacadas.
Será en 2011 con Diamantes cuando llega su éxito a nivel nacional, consolidando se entré los grupos alternativos más punteros del momento. Temazos como Toro, Diamantes, Babel o Perlas así lo corroboran.
Ahora acaban de sacar nuevo disco, Ballenas muertas en San Sebastián, que promete y mucho.
En definitiva, estos inefables navarros, con su estilo fusionado, mezclado y característico, han logrado meterse en el bolsillo a buena parte de la gente joven, sonando montón en bares y radios (en Radio 3 los adoran).
Te voy a hacer bailar…Toda la Noche…!

Esta noche cenamos puré de calabaza

Los cuatro tíos más raros de Chicago: el alcohólico Chamberlin, la rubia D’Arcy y el japonés Iha, liderados por el esquizofrénico confeso Billy Corgan, supieron mezclar el postpunk ruidoso con melodias suaves y sofisticadas para enamorar a toda una generación.
Ya prometían desde sus inicios con el increíble Siamese Dream, que contenía tesoros como Today, Cherub Rock (para mí el mejor inicio de canción que jamás haya oído) o el baladón Disarm.
Le siguió uno de mis favoritos de todos los tiempos, el exquisito Mellon Collie and the Infinite Sadness, LP doble donde podíamos encontrar este temazo más otros igual de grandes como 1979 o Bullets with Butterfly Wings.
Acuciados por el éxito, el siguiente álbum , Adore, bajó un pelín el listón, más intimista y menos enérgico quizás, pero con momentos gloriosos como el Ava Adore.
Después, Corgan e Iha formaron Zwan y ya nada volvió a ser lo mismo a pesar de que luego se reagruparon.
No obstante, para mí,  Smashing Pumpkins pertenecen al selecto grupo de los elegidos del rock.
Tonight, Tonight…!

El dolor del dinosaurio

Este diplodocus indie llamado J Mascis aunaba riffs de guitarras distorsionadas con voces melódicas rozando el estreñimiento, siempre acompañado de su particular sonido de guitarra y de su compañero de grupo Lou Barlow, que asumió a la perfección su segundo plano, hasta que se hartó y se montó su propio grupo,  Sebadoh.

Muy originales en mi opinión aunque un poco cansinos, triunfaron con canciones como esta o  The Wagon.

Aún hoy día siguen sacando discos y yendo de gira sin parar.

¿Quién dijo que los dinosaurios se extinguieron?

! Aquí llegan los Pixies !

La primera vez que oi el termino “Indie” fue cuando conoci a este cuarteto yanqui de chicos feos con Black Francis a la cabeza y la virtuosa Kim Deal al bajo.
Melodías rozando el noise y agudas e irónicas letras marcaron la carrera de uno de los grupos mas influyentes en las ultimas décadas.
Discos como Surfer Rosa o Doolittle y hits como Debaser o Wave of Mutilation forjaron la leyenda de este grupo de freaks.
Here comes your Man !

Cañonazo alternativo

Ex bajista de Pixies + su hermana gemela + Tanya Donnelly=  Cañonazo.
Kim Deal, harta de las rarezas de Black Francis, el irreverente y orondo líder de los Pixies, decidió marcharse y montar su propia banda con su melliza Kelly y la ex guitarra de Throwing Muses Tanya Donnelly. Destacar este su primer album Last Splash
Melodías noise y guitarreras con mucha ironía y muy bien terminadas.
Sonaron muchísimo en antros indies de cualquier ciudad donde estuviéramos.
Uno de los mejores grupos femeninos de la época.
Cannonball !

Los pirados de la acera tocan en estéreo

Estos californianos, con un estilo a caballo entre el noise, el grunge  y el rock alternativo, denominado LO-FI, supieron aunar lo mejor de Seattle y lo que se estaba haciendo en su pueblo (Beck es un gran influencia para ellos).

Originales y extravagantes ( no hay más que ver el video clip), fueron estandarte de los grupos sin etiquetar, además de reflejar perfectamente la tendencia de algunos grupos americanos de la época hacia la locura y la extravagancia.

Sonaron hasta hartarse en los garitos donde ponían música alternativa , como el Cavas  en Pamplona, y en un corsa rojo de cuyo nombre no quiero acordarme….

Stereoo!

Los “Indiecisos”

Pedazo de grupo granadino liderado por el ínclito Jota, navegando entre el noise  y el rock garajero clásico con un estilo propio y melodías arrolladoras.
Eso sí, en lo que a la temática de sus letras se refiere no podemos decir que anden sobrados de decisión, siempre debatiéndose entre dudas y contradicciones.
Tienen canciones absolutamente delirantes como Segundo Premio  o Un Buen Día, pero su  directo es con mucho lo mejor de este grupo.
Los he visto dos veces , en 1993 y 1997, y ambas me han cautivado totalmente.
Uno de los máximos referentes del indie en nuestro país.
los-planetas-super-8