New Model Army : Vagabonds

A lo largo de la historia del rock se han dado muchas injusticias respecto al reconocimiento de una banda por parte del gran público o de la prensa en cuanto a méritos adquiridos se refiere, por su calidad, por su contribución a la música con buenas composiciones, melodías y temas; por su influencia en bandas posteriores o incluso coetáneas; por sus prestaciones en directo y por tener una legión incondicional de fieles que les siguen e idolatran desde sus primeros álbumes.

Una de las bandas que mejor ilustran lo dicho New Model Army, grupo británico de corte post punk con reminiscencias folk formado en 1980 en Bradford (Yorkshire), por el guitarrista y cantante Justin Sullivan, el bajista Stuart Morrow y el batería Robert Heaton ( de los cuales solo queda en la formación el primero), los cuales están considerados como el adalid del post punk de los años ochenta y noventa, con un Rock and Roll poderoso cimentado en guitarras profundas y sonidos contundentes, letras comprometidas y una voz como la de Sullivan muy personal, cargada de gravedad y quebrada por las experiencias y las emociones de un héroe de la clase obrera de un lugar -como fue el Norte de Inglaterra en aquella época -, marcado por el desempleo, las huelgas y los cierres de las fábricas metalúrgicas.

New Model Army (que extrajeron su nombre del ejército parlamentarista que formó Oliver Cromwell durante la Guerra Civil Inglesa de 1644), consiguieron como decíamos un sonido propio y característico forjado disco a disco en joyas como Vengeance (1984), No Rest For The Wicked (1985), The Ghost Of Cain (1986), pero sobre todo Thunder and Consolation (1989) y Impurity (1990), que nos sumergen en un mundo sombrío, lleno de problemática social, en el que todo es gris pero se atisba siempre un hilo de esperanza.
Todo ello se ve reflejado en unos temas cargados de sentimiento y de denuncia social como Green and Grey, A Liberal Education, I Love The World o el tema que hemos elegido para la ocasión, la racial, etnica y deliciosa Vagabonds.

Incluida en el anteriormente citado cuarto LP de New Model Army, Thunder and Consolation (1989), Vagabonds salió como tercer single en marzo de ese mismo año y supone junto a Green and Grey el mayor éxito comercial de la banda. Producido por la propia banda junto a Tom Dowd a través del sello EMI, el tema, escrito por Sullivan,  nos habla no sólo de los mendigos que por esos tiempos asolaron las calles de Londres, sino va más allá y trata la palabra desde el punto de vista de su concepción bohemia, romántica si se quiere, sin reglas ni ataduras, viviendo el día a día, con un futuro incierto pero ilusionante, iNtentando descubrir el mundo de una forma diferente a las pautas preestablecidas por la sociedad. Todo ello desde un punto de vista político comprometido muy claramente con la izquierda británica y de pensamiento diametralmente opuesto a los postulados impuestos por el gobierno Thatcher a lo largo de toda la década de los ochenta en el Reino Unido.

Esta canción ayudó de alguna manera a crear un nexo de unión indeleble entre la banda y sus más fieles seguidores, llamados ” The Family” y es un auténtico himno que se puede escuchar en cada uno de sus conciertos con ese magistral inicio a cargo de un solo de violín muy en consonancia con el espíritu que resalta la letra del tema, enraizado con el folk irlandés ( procedencia de Sullivan) a cargo de un miembro temporal de la banda como fue Ed Alleyne- Johnson.
Os dejamos con algunas de sus interpretaciones más memorables en directo.

También existe alguna versión del tema a cargo de gente como Kustom Revival Band o Trashcanation.

En definitiva, Vagabonds es el reflejo de la esencia de una banda auténtica, que no ha querido venderse a la industria por soñar más en las radio fórmulas, que se ha sabido mantener fiel a sus orígenes, creencias y estilo, que han sido una gran fuente de inspiración e influencia para gente tan importante en el rock de nuestro país como Enrique Villarreal “El Drogas” ( quien llegó a declarar que New Model Army siempre había sido uno de sus grupos favoritos), que han marcado tendencia en el Reino Unido y que nunca han dejado de enardecer a su reducido pero fiel grupo de fans que les han elevado a los altares de grupo de culto por antonomasia al cual desde este blog me sumo enardecida entre.
Aún recuerdo nítidamente la primera vez que escuché Vagabonds en Radio 3 con 16 o 17 años mientras estudiaba una noche de mayo y la verdad es que me invadió la sensación de estar oyendo algo realmente grande, auténtico, único, esa voz quebrada, ese violín tan bien traído, esa contundencia en el ritmo. Lo bueno de las cosas buenas es que casi veintisiete años después aquel sabor de boca , aquella sensación al escuchar Vagabonds, sigue intacta.

We follow the tail lights out of the city
Moving in a river of red
As the colors fade away from the dusky sunset
We roll for the darkness ahead

We are old, we are young, we are in this together
Vagabonds and children, prisoners forever
With pulses a-raging and eyes full of wonder
Kicking out behind us again

Night time, city beat, the radio is calling
The lost and lonely in vain
Out here we are running for the wide open spaces
The road smell after the rain

We are old, we are young, we are in this together
Vagabonds and children, prisoners forever
With pulses a-raging and eyes full of wonder
Kicking out behind us again

And watching as a boy alone at the quayside
The ships loading cargo in the night
Their names all calling to faraway places
The years go past, the miles go by
And still this childhood romance will not die

We are old, we are young, we are in this together
(We are old, we are young)
Vagabonds and children, prisoners forever
(Vagabonds and children)
With pulses a-raging and eyes full of wonder
(With pulses a-raging )
Kicking out behind us again
(Kicking out behind us)

We are old, we are young, we are in this together
Vagabonds and children, prisoners forever
With pulses a-raging and eyes full of wonder
Kicking out behind us again, hey, hey

One more

Anuncios