Eagles Of Death Metal : I Only Want You

Resulta muy complicado hablar de una banda como esta sin obviar el paradigma que les aconteció hace poco y que marcó para bien o para mal el
resto de su carrera, principalmente porque Eagles Of Death Metal es una banda que no se merece que se le asocie con un suceso tan luctuoso y abominable como el que sucedió en la sala Bataclan de París la noche del 13 al 14 de noviembre de 2015, donde perdieron la vida 89 personas debido a un atentado terrorista ( y ellos pudieron escapar de milagro por el backstage). Eagles Of Death Metal son mucho más que solamente el grupo que tocaba aquella noche en Bataclan y desde aquí queremos rendirles nuestro más sincero homenaje.

Allá por 1998 el cantante Jesse Hughes (que había participado en el proyecto a favor del Stoner Rock The Dessert Sessions y prestaba la voz al grupo Fatso Jetson) y el inimitable Josh Homme (a la sazón alma mater de Queens Of The Stone Age y antiguo guitarrista de la banda stoner Kyuss, además de copartícipe junto a Dave Grohl y John Paul Jones de la superbanda Them Crooked Vultures) decidieron unir sus fuerzas como un proyecto paralelo, -nunca temporal- a QOTSA, ya que Homme declaró tener “esquizofrenia musical”. Sin embargo, debido al éxito de este último con QOTSA no fue hasta 2004 cuando saldría publicado su primer álbum, Peace, Love and Death Metal.

Los de Palm Desert, cuna del Stoner, quisieron alejarse de esa etiqueta (y por supuesto tampoco practican Death Metal aunque su nombre irónicamente así lo indique), acercándose más a un estilo Rockabilly o punkabilly si se quiere, con destellos de blues rock y el Garage absolutamente incrustado en su ADN, con guitarras potentes, baterías básicas pero contundentes y un bajo testimonial, muy en la línea del resurgir del género de la pasada década con The White Stripes o The Black Keys. Ejemplo de esto último es el tema que hemos escogido de EoDM, I Only Want You, extraído como primer single del primer álbum antes mencionado, producido por Josh Homme a través del sello AntAcidAudio, todo un bofetón sonoro que entronca con el rockabilly clásico pero que bebe del Stoner como influencia base y de falsetes muy setenteros fruto del pasado funky de Hughes y de la querencia por este artificio de Homme.

Como ejemplo de la personalidad de este dúo contaremos la anécdota de su gira como teloneros junto a Guns N’ Roses en 2006, cuando no fueron bien recibidos por el público en Cleveland y Axl Rose les desprestigió en directo durante su actuación, llamándolos Pigeons Of Shit Metal. Ellos, ni cortos ni perezosos, respondieron mediante un escrito lleno de alusiones a canciones de GNR de la siguiente manera:
First, the audience refused to Welcome us to the jungle, but by the time we took our final bow, it had become paradise city. Although Axl tried to November rain on our parade, no sweet child o’ mine can derail the EofDM night train. We say: live and let die“.
(“Al principio, la audiencia se negó a darnos la bienvenida a la selva, pero llegado el momento de hacer nuestra última canción, todo se había convertido en la ciudad del paraíso. Y aunque Axl trató de convertir nuestra fiesta en una lluvia de noviembre, ningún dulce niño mío puede hacer descarrilar el tren nocturno de EofDM. Nosotros decimos: vive y deja morir”.)
Decir que Jesse Hughes se hizo un tatuaje en el brazo que reza “Pigeons Of Shit Metal”

A continuación os dejamos con varias actuaciones en directo de EoDM interpretando I Only Want You

Os dejamos también vídeos de sus temas más célebres después de este como I Want You So Hard, Kiss the Devil ( el tema que interpretaban cuando aconteció el atentado) y Complexity, uno de sus últimos temas.

Por último os dejamos el fatídico momento del atentado, sus reacciones posteriores y la actuación que hace poco realizaron en París junto a U2 en homenaje a las víctimas.

Alguien dijo que lo que no te mata te hace más fuerte y Eagles Of Death Metal han sobrevivido a una tragedia como esta saliendo muy reforzados de la misma en cuanto a la maravillosa actitud mostrada por Hughes y Homme respecto al tema, no rehuyendo en ningún momento contar sus sentimientos al respecto, y por otro lado se han dado a conocer al público mainstream de una forma que igual no hubiesen querido pero con resultado muy positivo, aunque producto del morbo de ser quienes tocaban en Bataclan en aquel momento.

Homme y Hughe
s, ha quedado demostrado, son mucho más que esos tipos que corrían despavoridos hacia el backstage. Son dos pedazo de artistas. Pero sobre todo, dos pedazo de personas.

When I feel like you get too close I put you right down
I never really leave I just slip away
And it’s not my purpose to break your spirit
I’m not really interested in what’s in your heart
I don’t want you to fall in love now so please don’t start

I only want you
I only want you
I only want you
I only want you

I know that it’s terribly cruel but then I like it
Because you tried to love me I just can’t stay
And I’m not gonna lie just to spare you feelings
‘Cause watching you suffer feels much better to me
I’m about to lay destruction on you
I’m not the lover man that you want me to be
I said well…

I only want you
I only want you
I only want you
I only want you

Now you see once you get too close
I put you right down
I never really leave I just slip away
But it’s not my purpose to break your spirit
I’m not really interested in what’s in your heart
But now I have to lay destruction on you
I’m not the lover man that you want me to be
I said well…

I only want you
I only want you
I only want you
I only want you

El Rock Retro de Mamá Loba


Wolfmother. Power Trío australiano formado en Sydney en 2000 por el letrista, guitarrista y cantante Andrew Stockdale, el batería Myles Heskett y el fantástico teclista y bajista Chris Ross, caracterizados por practicar un rock muy anclado en raíces setenteras, con transiciones psicodélicas, ritmos frenéticos, voces chillonas y agudas Made in Stockdale, unidos a sonidos de órgano Korg CX-3, clara herencia de clásicos como Deep Purple o The Doors; aunque también podemos hallar posos de bandas como AC/DC, Led Zeppelin, The Who e inspiraciones más modernas como The Strokes o Kyuss, considerándoles en varios círculos como pertenecientes al estilo Stoner.
Habiéndose hecho dueños y señores del circuito de salas y garitos de Sydney con su atractivo estilo, Wolfmother publican en 2004 un EP con tres canciones que sería la antesala (puesto que las tres aparecen en el álbum) de su aclamadísima ópera prima y homónima Wolfmother (2005), producida por el reputado Dave Sardy -RHCP, U2-, convirtiéndose en una de las piezas angulares de la música actual y en uno de los mejores discos de debut de lo que va de siglo.
No sobra ninguna canción, es más, no me canso nunca de oírlo ( lo habré escuchado como cincuenta veces), las canciones se suceden sin tener nada que ver una con la otra, pero todas con un sello inconfundible y genial, a nivel vocal insuperable Stockdale (quizás excesivamente chillón a ratos), y una base rítmica excepcional con Ross haciendo diabluras a los teclados. La mayor parte de los temas son increíbles: Dimension con su ritmo entrecortado, White Unicorn como revival woodstockiano y psicodélico, Woman como cañonazo de single con un puente brutalmente ejecutado por Ross, Colossal como ejemplo de cambios de ritmo sublimes, My Mind’s Eye o un viaje de peyote en pleno sigo XXI, Love Train o la personificación del mejor funk rock, Vagabond como la furia contenida y finalmente mi favorita, Joker & The Thief, como el perfecto resumen de todo lo anterior concentrado en cuatro minutos. Intensísimo, vital, sublime, pocos debuts he oído tan redondos como este.
Claro, el problema fue después, difícil de superar, listón alto, comienzan los problemas, a Andy se le sube el pavo y en un ataque de ira del que aún se arrepiente echa a Ross y Heskett quedándose sólo ( los cuales aunarán fuerzas en su proyecto común, The Slew).
Para su segundo álbum, Cosmic Egg (2009), Stockdale contará con nueva formación, pero el nivel se resentirá notablemente: aún siendo un álbum correcto, no le llega al anterior ni a la suela del zapato. Destacar New Moon Rising o el cover de Hendrix If 6 Was 9.
Otro ataque de ira deja a Stockdale sin banda y experimenta lanzando un álbum en solitario, aunque se echa atrás y vuelve a llamar a Ian Peres y Vin Steele para grabar su tercer disco, New Crown (2014), sin publicidad ni vídeos, colgado directamente en Bandcamp. Lo he escuchado pero no me dice nada, si acaso Heavy Weight, aunque está claro que Stockdale ha perdido el rumbo y sin Ross ni Heskett el nivel baja muchísimo. Siempre nos quedará esa maravilla que les dio la gloria.
So I’ll Tell You All the Story About The Joker and The Thief in The Night…!

Lista Spotify #7: Stoner, Rock From The Desert

Hoy 365RadioBlog os trae una lista Spotify de nuestra propia cosecha.
Se trata de un recopilatorio de las mejores canciones en nuestra opinión de un género no muy conocido como es el Stoner Rock o Rock del desierto, cuyos principales exponentes son Queens Of The Stone Age, Kyuss, Desert Sessions, Eagles Of Death Metal, Fu Manchu, Mondo Generator, Monster Magnet, Them Crooked Vultures o Wolfmother.
Esperamos que disfruteis de estas 38 joyas del rock árido californiano .

La Superbanda de los Buitres


Them Crooked Vultures. La superbanda del siglo XXI. Este fenómeno, repetido en el pasado pero no muy frecuente, y consistente en la reunión de celebridades consagradas del rock procedentes de otros grupos para crear algo distinto, ya sea de manera provisional (Travelin’ Wilburys) o permanente, ( Humble Pie, Audioslave), no se había prodigado en demasía últimamente hasta que tres monstruos y genios de la música presente y pretérita unieron en 2009 sus fuerzas para ofrecernos uno de los mejores grupos que yo haya oído (en disco y mejor aún en vivo) en mi vida.
Estoy hablando del proyecto del pelirrojo grandioso Josh Homme, frontman, guitarrista y alma mater de Queens Of The Stone Age, ex de Kyuss y marido de Brody Dalle de Spinerette, considerados como una de las mayores figuras del rock actual.
Estoy hablando de su gran amigo, otro genio, Dave Grohl, ex batería de Nirvana, líder y creador de Foo Fighters, colaborador de QOTSA y Probot, que vuelve a coger las baquetas para demostrarnos que es el número uno de los percusionistas mundiales.
Y estoy hablando de otra leyenda, John Paul Jones, bajista de Led Zeppelin, considerado uno de los tres mejores de todos los tiempos junto a Geddy Lee de Rush y John Entwistle de The Who, paradigma del rock y que aporta un sonido único a la banda a pesar de su edad, aunque parece un chaval.
Juntos compusieron una joya llamada tal cual, Them Crooked Vultures, con perlas como este Elephants, New Fang, Mind Eraser, No Chaser, No One Loves Me & Neither Do I, Bandoliers, Spinning In Daffodils o Scumbag Blues, aunque no descartaría ninguna canción de este verdadero tesoro moderno del rock.
Influencias zeppelinianas, batería poderosa cortesía grunge y melodías entre lo stoner, lo psicodélico, lo progresivo, con tintes hard rock, hacen de su estilo una nueva denominación de origen, el Vulture Rock, alternativo entre lo alternativo y a su vez reconocible por todo buen melómano en sus influencias.
No nos olvidamos del gran músico de acompañamiento Alan Johannes, amigo personal de Homme, y guitarra de Spinerette, que les ayuda con guitarra rítmica y teclados cuando se tercia.
Estoy ansioso de que anuncien su nuevo álbum, que ya va con retraso, porque la verdad es que no pasa una semana sin que oiga el aleteo grandioso y guitarrero de aquellos buitres retorcidos.

Las “Reinas” del Stoner


Queens of the Stone Age. Grupazo. Banda procedente del stoner o desert rock, cuyo fundador y único miembro estable perteneció a la mítica banda noventera Kyuss.
El culpable: un tipo enorme y pelirrojo llamado Josh Homme, alma mater de este proyecto y una de las figuras musicales del nuevo siglo (además de QOTSA toca en Them Crooked Vultures y en Eagles of Death Metal). Su estilo, con reminiscencias stoner, grunge, psicodelia, funkie incluso Heavy Metal, no deja indiferente a nadie, sus composiciones, letras irónicas, su forma peculiar de tocar la guitarra y sobre todo sus canciones son un auténtico hito del panorama indie del XXI, a pesar de que un pequeño tufillo mainstream empieza a asomar en su obra.
Con su debut homónimo de 1998, después de probar varios nombres, se decantaron por este porque alguien dijo que su sonido era como oír cantar a reinonas en la Edad de Piedra (debido a sus falsetes y sonido contundente todo en uno). Cabe destacar que Homme auto define su sonido como Robot Rock, prueba del cual fue su primer single If Only.
En 2000 publicaron Rated R junto a su compañero en Kyuss Nick Oliveri, momento en el que les llegó el éxito con hits como Feel Good Hit of the Summer, Auto Pilot o The Lost Art of Keeping a Secret.
Dos años después llega su disco más ovacionado, Songs for The Deaf, para lo cual Homme contó con la ayuda a la batería de Dave Grohl y a la voz en algunas canciones de Mark Lanegan de Screamin’Trees. La relación con Oliveri se deteriora y acaban echándolo. Quedan perlas como este No One Knows, First It Giveth, Millionaire, A Song For The Dead o Go With The Flow, una de mis favoritas.
En 2005 Homme saca para mi su mejor album, Lullabies to Paralyze, ya sin Oliveri pero con Troy Van Leeuwen como escudero de confianza, donde presentan una colección de temazos como Burn The Witch, In My Head, Little Sister (mi favorita), I Never Came o Someone’s In The Wolf.
El siguiente LP, Era Vulgaris, de 2007, es con mucho el peor de la banda, oscuro, desgarrado, desafinado, sólo salvaría Sick, Sick, Sick y la balada funkie Make It With Chu.
Tras un paréntesis de seis años por proyectos paralelos y su boda con Brodie Dalle, Homme se encierra en el estudio y publica ya en 2013 …Like Clockwork, un disco casi conceptual, mágico y escabroso a la vez, sombrío y brillante, inclasificable y majestuoso. Cambian de estilo pero siguen sendo QOTSA. Sus razones: Keep Your Eyes Peeled, I Sat By The Ocean, Smooth Sailing, I Appear Missing, The Vampyre of Time and Memory y la enorme My God Is The Sun. Todo ello, con colaboraciones de lujo como Trent Reznor, Elton John o Dave Grohl.
Inigualables, geniales, todo lo que diga es poco de esta pedazo de banda donde Homme se erige como la Reina más brillante del rock independiente do siglo XXI.
No One Knows…!