Ciudades del Rock # 24: Buenos Aires


Buenos Aires. La Reina del Plata. La París de América. La Gran Aldea. La Capital Mundial del Tango. La Capital Federal de la República Argentina. Tantos apelativos para definir una ciudad absolutamente maravillosa y cautivadora que posee una población de unos 3 millones y una aglomeración urbana de nada menos que 14 millones de habitantes, esta situada en un enclave magnífico en un lado de la desembocadura del río de la Plata y rodeada por la llanura verde e inmensa llamada Pampa.
En esta urbe, cuna de inmigración europea procedente de italianos (genoveses mayormente aunque también sicilianos y napolitanos, de ahí que se hable el lunfardo), gallegos, británicos, vascos, incluso franceses, se mezclan barrios populares y pintorescos como La Boca ( con su mítica Bombonera) o San Telmo, con distritos céntricos como Microcentro, el precioso barrio fashion de Palermo Soho, Retiro, Recoleta con su cementerio magnífico donde reposa la queridísima Evita Perón, sus cafés donde se sirve mate y se baila y escucha Tango, su Casa Rosada, su ambiente bullicioso y lleno de vida, sus descuideros o carteristas, su emblemático Obelisco, la multitud de equipos de fútbol que pueblan la ciudad de un extremo a otro e inundan todo de pasión y color en los días de partido, en ese gigantesco Monumental de River.
Como no podría ser de otra manera, Buenos Aires es una ciudad llena de música, se respira tango por todos lados, y no podríamos olvidar la figura mítica de este género para comenzar a hablar de la escena bonaerense: el legendario, carismático y glorificado Carlos Gardel, dueño y señor de un género cantado y bailado que mezcla los estilos italianos y franceses con ese acento porteño y que ayudaron a crear letristas y músicos como Enrique Santos Discépolo, Mariano Flores, Osvaldo Pugliese o Homero Manzi.
En los años cincuenta el tango experimentó un revival con Julio Sosa, Edmundo Rivero y Roberto Goyeneche, aunque empiezan a surgir nuevas tendencias y grupos de mestizaje tanguero como Bajofondo Tango Club, Tangueto y Gotan Project.
A finales de los sesenta se empieza a producir un fenómeno llamado Rock Nacional, con multitud de artistas y bandas que practican gran variedad de estilos, como por ejemplo Los Cinco Latinos, el admirador de Elvis Sandro, Rocky Pontoni, Johnny Tedesco o Palito Ortega que formaron los Red Caps, que actuaban en el programa de TV El Club del Clan. Con el fenómeno Beatles surgieron imitadores en el país como Los Jets, Los Mockers o Los Walkers, los uruguayos Shakers, The Hammers o The Teen Tops.
También de esta época son The Seasons, Los Vip’s y Los Gatos Salvajes germen de Los Gatos, muy célebres con su canción La Balsa. El Folk en estos tiempos corre a cargo de Mercedes Sosa y Jorge Cafrune, mitos de la canción protesta y costumbrista respectivamente.
A partir de los setenta tenemos grupos como Almendra, Manal, Vox, Pescado Rabioso y Aquelarre, que dejarán pasó a los reyes del rock porteño, los Tequila de los grandes Alejo Stivel y Ariel Roth. Otra banda mítica serán los fabulosos Sui Generis del mítico Charly García, pero con la dictadura militar se cortaría de raíz toda la escena musical, la cual retomaría con fuerza a partir de la guerra de las Malvinas en los primeros ochenta con los progresivos Contraluz o Espíritu y una nueva escena rockera de la mano de La Máquina de Hacer Pájaros y Serú Girán (bandas ambas de Charly García), entrando en una era dorada del pop rock argentino con el gran León Gieco, la banda femenina Viuda e Hijas del Roque Enroll, Los Twist, Suéter, Luis Alberto Spinetta, Fito Páez, dando paso a una nueva ola de grupos incluidos por el new wave , el punk y el heavy metal como Riff, Los Violadores, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Los Abuelos de la Nada con el gran Andrés Calamaro al frente, Enanitos Verdes, Divididos, Virus y Sumo; los heavys Rata Blanca, Apocalipsis, Tren Loco y La Torre y el mejor grupo argentino de la historia en mi opinión, Soda Estéreo.
En los noventa se pone de moda el mestizaje y los ritmos como el cuarteto con Los Fabulosos Cadillacs, Los Auténticos Decadentes, Bersuit Vergarabat, La Mosca Tse Tse o el malogrado Rodrigo que le dedicó una canción a Maradona. Ratones Paranoicos, La Renga, Babasónicos, Los Caballeros de La Quema, y el nuevo fenómeno llamado rock rolinga ( en homenaje a los Stones), con Peligrosos Gorriones, Los 7 Delfines, Viejas Locas y La Portuaria.
Las últimas tendencias alternativas nos dejan bandas como Ataque 77, Las Locas, Cadena Perpetua Pappo, Massacre o Callejeros, teniendo también serios valores en el circuito más comercial latinoamericano, como Coti, Diego Torres o Marcela Morelo.
Una extensa y riquísima escena musical que sigue agigantándose y que denota el sentido musical tan desarrollado de los argentinos y porteños en particular.
Mi Buenos Aires Querido…!

Anuncios

Llega la murguita bonaerense

Los Fabulosos Cadillacs. O lo que es lo mismo: uno de los grupos sudamericanos que más hits ha colado en listas en los últimos veinte años.
Mezclando rock,reggae,tango,ska,samba, cumbia, cuarteto y lo que se les ponga por delante, estos porteños han conseguido hacer bailar y vibrar a toda una generación y aún siguen sonando en los bares.
Sobre todo hay que decir que han tenido mucho éxito entre los hinchas radicales argentinos, las barras bravas,  quienes han adaptado a sus colores casi todas las canciones del “combo”.
Disfrútenla, pibes!